Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un asesor de IU en Galicia por un caso de pornografía infantil

Agentes registran el ordenador utilizado por este político en el Parlamento de Galicia

El Parlamento de Galicia, en una imagen de archivo.
El Parlamento de Galicia, en una imagen de archivo.

Un asesor del grupo parlamentario de AGE (Alternativa Galega de Esquerda), del que forman parte Esquerda Unida (IU) y Anova, fue detenido el lunes por la tarde en el marco de un operativo contra el tráfico de pornografía infantil. Agentes vestidos de paisano se han presentado este martes en el Parlamento de Galicia para registrar en las dependencias del grupo el ordenador utilizado por este asesor, vinculado desde hace años a Izquierda Unida, formación que lo ha suspendido de militancia. AGE ha anunciado su decisión de rescindir de forma "cautelar" el contrato laboral con el implicado "mientras no se clarifiquen las cosas", en palabras del portavoz del grupo, el histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras.

Los otros representantes del grupo se enteraron de la noticia por la prensa y esta mañana se mostraban preocupados y confusos. En estos momentos, en el Parlamento está prevista la comparecencia de Xosé Manuel Beiras, que hará una primera declaración oficial acerca de los hechos.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Beiras expuso los datos que dijo conocer a través del presidente del Parlamento de Galicia, el popular Miguel Santalices. Según ese relato, tras iniciarse el pleno de este martes, el jefe superior de la Policía en Galicia telefoneó al presidente de la Cámara para pedirle permiso para acceder a la oficina de AGE empleada por el detenido en el marco de una investigación de "un delito tecnológico relacionado con pornografía y menores".

"El propio encausado solicitó hacer un registro en su despacho", indicó Beiras, a quien el presidente y el letrado mayor de la Cámara gallega informaron de que fue autorizado, ya que "siendo un registro propuesto por el propio encausado y con participación de su abogada" y limitado a su propio puesto de trabajo, no vulneraría la inviolabilidad que ampara tanto a los diputados autonómicos como al recinto del Parlamento. Beiras dijo desconocer si en la operación fue incautado algún tipo de material. Fuentes de AGE relataron que el resto de trabajadores y diputados del grupo no se percataron del registro, ya que el implicado accedió a su despacho acompañado de solo dos personas vestidas de paisano, supuestamente un policía y su abogada.

Beiras insistió en su comparecencia en que, una vez apartado cautelarmente de su puesto laboral, "este no es un problema de AGE" ya que no afecta a "ninguna cuestión que tenga relación con ningún diputado ni ninguna actividad política" de su grupo sino que es "un problema de un ciudadano en sus actividades privadas, no como empleado de AGE". En todo caso, Beiras añadió que "puede haber alguien interesado" en "manchar" el nombre de AGE y barajó la "hipótesis" de que el caso "pueda ser falso". "De estas va a haber muchas", sentenció para concluir su intervención.