Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Almería a Sevilla en tren: seis horas y dos transbordos (uno en autobús)

La Mesa del Ferrocarril denuncia, con un "viaje-protesta", los déficits en materia ferroviaria

Juan Carlos Pérez Navas (PSOE), segundo desde la derecha, en el tren.
Juan Carlos Pérez Navas (PSOE), segundo desde la derecha, en el tren.

Decir que viajar en tren desde Almería a Sevilla es una odisea no es una frase hecha. En pleno siglo XXI, con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, presumiendo de la red de infraestructuras que tiene el país, cubrir el trayecto entre estas dos capitales andaluzas en un vagón cuesta seis horas y dos transbordos; uno de ellos, para coger un autobús. La Mesa del Ferrocarril de Almería, que aglutina a más de 40 colectivos sociales, denuncia desde hace meses los déficits que tiene la provincia en materia ferroviaria y su primera acción de protesta ha sido un viaje-denuncia a Sevilla retransmitido por las redes sociales, este jueves. El trayecto en Talgo a Madrid se acerca a las siete horas.

Las obras del AVE entre Antequera y Granada, que comenzaron hace un año y cuyo final no se vislumbra (su ejecución se estimó inicialmente para cinco meses), son las culpables de esta situación. La comitiva reivindicativa, formada por una veintena de personas, incluidos representantes de PSOE, PP, IU y Ciudadanos, se ha subido al tren para "visualizar el perjuicio que sufren los usuarios", según ha explicado el coordinador de la plataforma ciudadana, José Carlos Tejada.

Almería y Sevilla se encuentran a 406 kilómetros de distancia. El viaje ha comenzado este jueves a las 6.15 en la estación almeriense y los viajeros, al llegar a Granada, han tenido que trasladarse a un autobús que los ha llevado hasta Antequera, donde han vuelto a coger el tren con destino a Sevilla. El grupo ha entrado en la estación de Santa Justa a las 12.10, es decir, seis horas después de salir de la capital almeriense.

El viaje ha sido retransmitido en Twitter a través de la etiqueta #poruntrendigno, que ha ilustrado sobre las innumerables paradas por los pueblos del interior de Andalucía, además de los cambios de medio de transporte. Una vez en Sevilla, la comitiva se ha trasladado hasta la sede del Parlamento andaluz para llevar sus reivindicaciones a los miembros de la Comisión de Fomento y Vivienda. La presidenta andaluza, Susana Díaz, se ha comprometido con el colectivo almeriense a “mediar” para lograr un avance en las conexiones ferroviarias de este territorio.

Para mejorar las comunicaciones de la provincia andaluza más oriental, la plataforma pretende que el Ministerio de Fomento aligere las obras del AVE entre Antequera y Granada. A corto plazo, también reivindica a Renfe que ajuste la velocidad del Talgo que une Almería con Madrid (el tren, además, no es accesible), una revisión que permitiría ahorrar 45 minutos en las casi siete horas que dura actualmente el trayecto. Otra exigencia es la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de la antigua estación de ferrocarril de Almería, un expediente que la Junta empezó hace casi 30 años. El diseño del edificio, con un siglo de antigüedad, salió de los talleres de Eiffel.

La mayoría de la población almeriense tacha el viaje en tren entre su capital y Sevilla como "un esperpento". La acción de este jueves exige "un servicio digno" y acabar con el trato "insostenible" que Adif y Renfe dan a la provincia en materia ferroviaria. Las acciones de protesta continuarán en los próximos meses.

Las obras para adaptar la vía convencional a la Alta Velocidad entre Antequera y Granada afecta a más ciudadanos andaluces, por ejemplo, a los del municipio granadino de Loja, unidos en una plataforma que este jueves también ha pedido restablecer cuanto antes el tráfico ferroviario en este tramo.