Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso pide derogar la ‘ley mordaza’ y la prisión permanente

Las comisiones de Interior y Justicia piden suprimir las leyes más emblemáticas del PP

Joan Tardá (i) y Gabriel Rufián (d), de ERC, y Miguel Ángel Heredia, del PSOE.
Joan Tardá (i) y Gabriel Rufián (d), de ERC, y Miguel Ángel Heredia, del PSOE. (EFE)

El Congreso ha aprobado este martes, con los únicos votos en contra del PP, instar al Gobierno en funciones a que derogue la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ley mordaza, la prisión permanente revisable y los plazos de instrucción de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La Comisión de Interior de la Cámara ha aprobado la proposición no de ley de ERC sobre la la Ley de Seguridad Ciudadana para instar al Gobierno a la derogación total de la norma. Al ser no de ley tiene carácter simbólico o político, pero no efectivo. La Cámara ya ha aprobado iniciativas similares sobre otras leyes emblemáticas del PP en los últimos cuatro años como la reforma local o la LOMCE. Y la Comisión de Justicia ha hecho lo mismo este martes con la prisión permanente revisable (cadena perpetua) y la limitación de plazos de instrucción prevista en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

También ha aprobado, con los votos en contra de PP y Ciudadanos, pedir al Gobierno la derogación de la disposición de la ley que permite la devolución en caliente de inmigrantes en las fronteras de Ceuta y Melilla. El texto insta a "paralizar de manera inmediata las devoluciones en caliente en la frontera de Ceuta y Melilla, por considerar dichas prácticas no acordes a la Constitución y a los tratados internacionales firmados por España, tal y como han declarado el ACNUR y el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, entre otros".

Tras una negociación entre el PSOE y el grupo proponente, ERC, que pedía derogar el texto aprobado hace ocho meses —la bautizada como ley mordaza—, finalmente se ha acordado una iniciativa que asegura: "El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a derogar la reforma de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana aprobada en 2015".

El PSOE y Ciudadanos han defendido la misma posición contenida en su pacto: no se puede derogar la norma en bloque, sino solo los artículos recurridos por los socialistas ante el Tribunal Constitucional. Ambos sostienen que la ley incluye la regulación de la expedición del DNI y se hizo en paralelo a la de sacar del Código Penal las faltas y, por tanto, la despenalización total supondría dejar sin tipificación esas conductas.

El objetivo del PSOE, ha asegurado el diputado José Miguel Camacho, es "volver a la ley que estaba anteriormente en vigor", la ley de 1992 denominada ley Corcuera.

Por eso, los socialistas han presentado una enmienda que han negociado con ERC. Y finalmente, la propuesta no de ley ha salido adelante con el único voto en contra del PP, que ya la aprobó en solitario en la anterior legislatura.

Gabriel Rufián, portavoz de ERC y proponente de las iniciativas, ha asegurado sobre las devoluciones en caliente que "es una ley que escandaliza a Amnistía Internacional y a las organizaciones internacionales pro derechos humanos, que legaliza recibir a palos y pelotazos a centenares de personas que se encaran a una valla de Ceuta y Melilla, pese al deseo que les hizo marchar de sus países".