Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez consultará a la militancia si cambia el pacto

El líder del PSOE defenderá este sábado “el Gobierno parlamentario” de socialistas, Ciudadanos y Podemos

Vista general de la reunión del Comité Federal del PSOE.
Vista general de la reunión del Comité Federal del PSOE.

Si hay nuevos acuerdos, habrá una nueva consulta a los militantes socialistas. Así lo tiene previsto el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que este sábado expondrá a los miembros del máximo órgano de poder de su partido la nueva etapa que abre, en coordinación con Ciudadanos, en la que tratará de atraer a Podemos para que apoye su investidura. Pedro Sánchez defenderá este sábado “el Gobierno parlamentario” de socialistas, Ciudadanos y Podemos y la propuesta de que el soporte de los dos emergentes al PSOE sea dentro o fuera del Ejecutivo.

Nada sobre los pactos que trata de alcanzar Pedro Sánchez para ser investido presidente del Gobierno le será hurtado a los militantes de su partido. Así lo aseguró el pasado miércoles tras la reunión con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y así se mantiene. “Si hay nuevos acuerdos habrá consulta a los militantes y al comité federal, que es el órgano competente”, aseguró Sánchez. Ese órgano de dirección se reúne este sábado de nuevo en la sede federal de la calle Ferraz de Madrid convocado por la ejecutiva para aplazar el congreso del partido, que estaba previsto para el 21 de mayo.

Esta es la razón de esa convocatoria, aunque Sánchez va a informar al máximo órgano de poder del partido para darles su versión de la etapa que se abre al entrar un nuevo actor en las negociaciones en el intento de formar Gobierno. Hasta ahora, los únicos votos asegurados son los de Ciudadanos, unido al PSOE a través de un compromiso firmado de llevar adelante un programa de legislatura si llegan a formar Gobierno. Si Podemos participa de alguna manera y no vulnera sustancialmente el programa suscrito por el partido de Albert Rivera, no habría incluso que someter otra vez a la militancia a una nueva consulta. Fuentes socialistas señalan que el referéndum tendría que convocarse si se produjera un giro radical, es decir, una ruptura con Ciudadanos. El acuerdo que aprobaron el 80% de los militantes que fueron a votar, algo más de 90.000 afiliados, fue lo suficientemente ambiguo como para cubrir nuevos apoyos.

Este fue el texto sometido a votación: “El PSOE ha alcanzado y propuesto acuerdos con distintas fuerzas políticas para apoyar la investidura de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno. ¿Respaldas estos acuerdos para conformar un Gobierno progresista y reformista?”. Aunque las fuentes consultadas señalan que el dirigente socialista tiene en cuenta las distintas y complejas vicisitudes que puede encontrarse en su decisión de formar una mayoría de gobierno, añaden que puede quedar margen para situaciones imprevistas. De ahí que esté dispuesto a someter a la militancia todo lo que pueda ocurrir. Nada o muy poco pueden hacer los dirigentes del partido cuando el secretario general convoca a los militantes. La votación posterior del comité federal no pasa a ser más que un refrendo a lo aprobado por los afiliados, reconocen dirigentes territoriales.

Sí les cabe expresar sus recelos o efectuar advertencias respecto a la marcha de las negociaciones. Aun así, los dirigentes territoriales fueron escasamente expresivos en el comité federal de febrero en el que se refrendó lo votado por las bases, y tampoco se esperan sorpresas en el que este sábado se celebrará.

104 días

Ante ellos el secretario general del PSOE expondrá la secuencia de los 104 días que han transcurrido desde las elecciones del 20 de diciembre. La noche electoral, al quedar en segundo lugar con 90 diputados tras los 123 del PP, interpretó que los españoles habían votado por el cambio aunque de formar fragmentada. Y en eso sigue una vez que el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha dado muestras de que no tiene apoyos para intentar la formación de Gobierno. Las fuerzas del cambio las forman el PSOE, Podemos y Ciudadanos y con ellos se debe intentar el acuerdo. Ya lo hay con el partido de Albert Rivera y ahora quiere incorporar a Podemos.

No está resuelta ni mucho menor la forma en la que los tres pueden encajar, aunque Sánchez avanzará este sábado a su comité federal que propondrá “un Gobierno parlamentario”. Esto significa, según el plan de Sánchez, que al margen de que los dos o uno de los partidos emergentes entre a formar parte de un Gobierno presidido por el socialista, existan garantías de que los proyectos pactados se aprueben con el voto de los tres en el Congreso. De cómo pueden encararse las negociaciones con Podemos, los líderes territoriales tienen una primera información, ya que Sánchez les llamó tras entrevistarse con Pablo Iglesias.