Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El testimonio del asesor fiscal Tejeiro marcará el juicio del ‘caso Nóos’

Manos Limpias retiró la acusación contra el secretario del instituto presidido por Iñaki Urdangarin en la primera sesión de la vista oral

Interrogatorio de la infanta Cristina, durante el juicio.
Interrogatorio de la infanta Cristina, durante el juicio. EFE

El juicio del caso Nóos, sobre el presunto desvío de 4,5 millones de euros de fondos públicos a las empresas de Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, y del socio de este, Diego Torres, entra esta semana en una nueva fase. Tras 14 jornadas dedicadas a las declaraciones de los 17 acusados en la trama, el tribunal presidido por la magistrada Samantha Romero, empezará a interrogar a los más de 360 testigos del caso. El testimonio del asesor fiscal Miguel Tejeiro, previsto para el próximo miércoles, será clave para la sentencia.

Miguel Tejeiro, asesor fiscal y antiguo secretario en la junta directiva del Instituto Nóos quedó absuelto en la primera jornada del juicio después de que el sindicato Manos Limpias, el único que lo acusaba, retirara los cargos contra él. La decisión de Manos Limpias, que anteriormente pedía para él 11 años de prisión, obedece a una estrategia procesal para reforzar la acusación contra Iñaki Urdangarin y Diego Torres, y sobre todo, para incriminar a la infanta Cristina. Tras la absolución de Tejeiro, ambos socios, duramente enfrentados durante los últimos cuatro años, unieron sus líneas de defensa para salvar a sus esposas del banquillo y, de paso, culpar al antiguo asesor fiscal de las irregularidades cometidas en el conglomerado de empresas del Instituto Nóos.

La facturación cruzada entre sociedades del mismo grupo o la contratación de empleados ficticios para ahorrar impuestos era un asunto de Tejeiro. Así lo manifestaron ante el tribunal los principales responsables de la entidad, que percibió 6,2 millones de euros de los Gobiernos balear y valenciano y del Ayuntamiento de Madrid para organizar distintos eventos relacionados con el turismo y el deporte.

La vista oral regresa con la trama balear

Tras las declaraciones de los 17 acusados, que se iniciaron el pasado 9 de febrero y terminaron el pasado 3 de marzo, el juicio del caso Nóos entra en la fase de testigos. La vista oral se centrará esta semana en la trama balear, sobre los contratos públicos otorgados al Instituto Nóos por el Gobierno autonómico del popular Jaume Matas, y que costaron 2,6 millones de euros.

El próximo martes, la nueva fase se iniciará con la exjefa de Gabinete de Matas, Dulce Linares, y los exconsellers de Presidencia y Deportes, Rosa Puig, y de Turismo, Joan Flaquer.

El asesor financiero Tejeiro, cuñado de Diego Torres, pasó, tras su absolución, a tener la condición de testigo. Es decir, que cuando sea llamado a declarar tiene la obligación de decir la verdad y su testimonio, salvo que se demuestre falso —lo que sería un delito—, será considerado como cierto.

Tejeiro, entre otras sociedades, asesoraba a Aizoon, la mercantil compartida al 50% por Urdangarin y la infanta Cristina y a la que supuestamente se cargaron gastos familiares de la pareja haciéndolos pasar por gastos de empresa para obtener la correspondiente desgravación.

Fuentes jurídicas señalan que detrás de la decisión de Manos Limpias de retirar la acusación contra él por delitos de tráfico de influencias, prevaricación, falsedad, fraude, estafa y blanqueo se esconde un “pacto” para “tirar de la manta” sobre las irregularidades del entramado de Nóos, que podría tener graves consecuencias para Urdangarin y Torres.

Tejeiro puede abonar también la tesis de que Cristina de Borbón adquirió el 50% de las acciones de Aizoon, para servir de “escudo fiscal” y eludir, gracias a su posición institucional, las inspecciones de la Agencia Tributaria. Todo dependerá de lo que la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, la única acusación contra la hermana de Felipe VI, esté dispuesta a apretar durante el interrogatorio de Tejeiro.

El fiscal Pedro Horrach considera que Urdangarin y Diego Torres ordenaron a Miguel Tejeiro, entre otras acciones, la puesta en marcha de una estructura societaria, con matriz en el paraíso fiscal de Belice, para ocultar los fondos públicos desviados del Instituto Nóos.

Las declaraciones como acusados de Diego Torres y de Iñaki Urdangarin se extendieron a lo largo de seis jornadas. Sus intervenciones ante el tribunal tuvieron dos ejes esenciales. El primero es que las irregularidades del entramado de Aizoon eran responsabilidad de Miguel Tejeiro. El segundo gran argumento de defensa fue que la Casa del Rey, desde el secretario de las infantas Carlos García Revenga hasta el asesor jurídico del rey Juan Carlos, José Manuel Romero, supervisaron las actividades del Instituto Nóos. “No daba ni un paso en mi vida sin consultar con el señor García Revenga”, llegó a afirmar Urdangarin a preguntas del fiscal Pedro Horrach.

363 testigos

Miguel Tejeiro es, hoy por hoy, el testigo más relevante desde el punto de vista jurídico de los 363 que pasarán por la Audiencia Provincial de Baleares entre el 8 de marzo y el próximo 17 de mayo. La causa cuenta con numerosos protagonistas políticos. El próximo viernes está previsto que comparezcan el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato —en este caso mediante videoconferencia— y el exjefe de la Casa del Rey Alberto Aza.

En fechas aún por determinar están citados otras personalidades como la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá; el exconseller de la Comunidad Valenciana Esteban González Pons, y el expresidente de la región Francisco Camps. También intervendrán el exsecretario de las infantas Carlos García Revenga, el exalcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón y el exsecretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky.

En las próximas sesiones los acusados ya no tendrán que sentarse en el banquillo si no lo desean. El tribunal presidido por Samantha Romero les ha permitido a todos ausentarse hasta el trámite de conclusiones definitivas y de última palabra. Según las previsiones de la Audiencia, el macrojuicio del caso Nóos quedará visto para sentencia el próximo 30 de junio.