Rivera: “¿Dar un sí al PSOE? De momento, no, porque nadie ha movido ficha”

El líder de Ciudadanos califica de "política ficción" la opción de apoyar un Gobierno de Sánchez, aunque por primera vez no lo descarta rotundamente

Albert Rivera, en una imagen de archivo.
Albert Rivera, en una imagen de archivo. JAVIER SORIANO (AFP)
Más información
Toda la información sobre Ciudadanos
Rivera se desmarca de Rajoy por los casos de corrupción, pero no del PP
Felipe González: "Ni PP ni PSOE deberían impedir que el otro gobierne"
Descalificación

Albert Rivera no ha descartado este jueves que su partido vote a favor de la investidura de Pedro Sánchez como presidente tras negociar con PP y PSOE para formar Gobierno. Ciudadanos lleva meses defendiendo que como mucho llegaría a la abstención. El pasado domingo, especificó que "en ningún caso", apoyaría al líder socialista. Esta mañana, sin embargo, la respuesta de Rivera no ha sido tan rotunda. ¿Daría un sí al PSOE?, le han preguntado en Antena 3. "De momento no, porque nadie ha movido ficha", ha contestado el líder de la formación emergente, abriendo la puerta a que su posición cambie tras las negociaciones, sumando los 40 votos de Ciudadanos a los 90 del PSOE para superar, por ejemplo, un hipotético voto negativo de los 123 del PP.

"Está planteando una hipótesis en la que contamos que todos los votos de la Cámara van a votar en contra, que el PP se va a abstener, que el señor Sánchez va a asumir que tiene que contar con el PP… oiga, eso no es política ficción, es mucho más que eso", ha argumentado Rivera, que cree que es el turno de Sánchez para intentar formar un Ejecutivo, porque Mariano Rajoy declinó la oferta real de presentarse al debate de investidura. "Lo importante aquí no es si uno se abstiene, o vota a favor o en contra, lo que importa es la aritmética, que sume un pacto amplio", ha añadido. "Si el PP y el PSOE no tienen voluntad política, ¿qué más dan los escaños? Hay que descongelar eso. No pueden ir las personas por delante de las mayorías y las reformas".

A partir del próximo miércoles, cuando acabe la segunda ronda de audiencias reales, Rivera comenzará a mediar entre PP y PSOE para que se forme un Ejecutivo que permita el inicio de la legislatura. Ante la imposibilidad de que los dos partidos mayoritarios se sienten ante la misma mesa, el líder de la formación emergente pretende mantener dos negociaciones en paralelo. Los nombres del presidente y los ministros solo se decidirá si antes los tres partidos consiguen consensuar una hoja de ruta reformista común. Tras el estallido del caso Taula, en Ciudadanos cada vez se ve más a Rajoy como un escollo para el éxito de unas negociaciones que incluirán la firma de un gran pacto anticorrupción.

"Si el PP no es capaz de quitarse la mochila de la corrupción, renovar su partido y asumir por ejemplo un pacto contra la corrupción que proponemos, seguramente no va a poder encabezar un Gobierno". Y ha añadido: "Me parece que si el segundo problema de España es la corrupción, y el PP es incapaz ni siquiera de gestionar la corrupción dentro de su partido, de luchar contra ella, ¿cómo va a luchar en toda España? Es uno de los hándicaps que tiene. Tiene que tomar una decisión".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS