Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos se reúne con representantes de Israel

Matías Alonso, secretario general, se ha citado con representantes diplomáticos del país en España, y Juan Carlos Giraura, portavoz, lo hará con el embajador

Juan Carlos Girauta, en una imagen de archivo.
Juan Carlos Girauta, en una imagen de archivo.

Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, tiene previsto reunirse en Madrid con Daniel Kutner, embajador de Israel, según fuentes de su equipo. El representante diplomático, que también tiene interés por contactar con Podemos, quiere conocer de primera mano la posición que defenderán en la Cámara Baja los 40 diputados del partido de Albert Rivera con respecto a su país. De hecho, Matías Alonso, secretario general de la formación, ya ha mantenido contactos con representantes diplomáticos israelíes. Aunque fuentes de Ciudadanos reconocen que hay disparidad de opiniones en su dirección y entre sus eurodiputados ("hay voces propalestinas y proisraelíes"), la opinión personal de Girauta es clara: Israel puede contar con Ciudadanos, que querría copiar de este país sus modelos de implantación de I+D y de financiación para la creación de empresas tecnológicas.

La irrupción de Ciudadanos en la política nacional ha despertado el interés de las cancillerías representadas en España. Desde hace meses se suceden las reuniones entre representantes del partido y embajadores que quieren conocer cómo afectaría una hipotética llegada al poder del partido a la posición de España respecto a sus países. El propio Rivera se reunió en octubre con una veintena de embajadores de la UE.

La formación emergente ya se significó en público cuando el festival Rototom Sunsplash canceló este verano una actuación del cantante judío estadounidense Matisyahu por las presiones del grupo BDS País Valencià, cuyas siglas aluden al boicot, desinversión y sanción a Israel. Antes de que los organizadores dieran marcha atrás y se disculparan, Girauta intervino con contundencia en representación de Ciudadanos, criticando que Podemos respaldara el veto.

"Se han quedado con el culo al aire, porque tan pronto como ellos han justificado el veto, los organizadores han explicado que su decisión no era libre sino resultado de la coacción de BDS [un grupo de presión propalestino]", opinó entonces Girauta. "Es un triunfo de la campaña en contra de esa decisión judeófoba", añadió en referencia a las críticas en las que se habían unido PP, PSOE, UPyD y Ciudadanos. "Señalan al grupo BDS como lo que es, una mafia que se dedica a coaccionar por pura judeofobia. Este acto lo ha demostrado y tiene que ser un punto de inflexión en la tolerancia con el BDS".