Ciudadanos, dispuesto a pactar leyes con PP, PSOE y Podemos

Los debates han delimitado la política de pactos sobre leyes concretas tras el 20-D

Albert Rivera compra lotería en Cádiz junto a Inés Arrimadas y Juan Marín.
Albert Rivera compra lotería en Cádiz junto a Inés Arrimadas y Juan Marín.Juan Carlos Toro

Los debates preelectorales han delimitado la política de pactos sobre leyes concretas que seguirán los partidos tras la cita con las urnas del 20-D. Los dirigentes de Ciudadanos que, según los sondeos, será el árbitro del próximo Congreso, creen que los cara a cara entre los representantes de las cuatro principales formaciones han aclarado que Albert Rivera podrá entenderse con el PP en las reformas económicas y para defender la unidad de España; con el PSOE en medidas de protección social; y con Podemos en regeneración democrática.

Más información
Rivera: “¿Van a pinchar PP y PSOE la burbuja política? Ni de coña”
Rivera: “No tenemos techo ni tampoco tenemos suelo”
Rivera e Iglesias confrontan sus planes para Cataluña en el Congreso
Rivera, en el Congreso: “¡Viva la Constitución, visca la Constitució!”

Dos diálogos del segundo debate entre candidatos sirvieron de adelanto sobre la nueva etapa política que empieza tras la cita electoral del 20-D. “Creo que es bueno que trabajemos juntos”, le dijo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría a Albert Rivera en medio de una discusión sobre el futuro del Senado, que Ciudadanos quiere suprimir. “Le estoy ofreciendo que trabajemos juntos”.

No fue un episodio aislado. Hubo otros intercambios entre los políticos presentes que avanzaron los cambios que habrá en el Congreso que nazca tras las elecciones del 20-D. Hasta ahora, el resultado de las votaciones en la Cámara Baja ha sido previsible porque ha dependido de dos grandes bloques de diputados, los del PP y el PSOE. La llegada de Ciudadanos y Podemos, sin embargo, transformará radicalmente los cálculos y obligará a negociaciones previas para construir las mayorías necesarias para aprobar cada ley. En medio de la campaña electoral, los partidos se preparan para esa nueva realidad de pactos a varias bandas, y diseccionan qué cuestiones les unen y cuáles les separan.

“Tengo confianza, Albert, en que nos pudiéramos poner de acuerdo para hablar de regeneración”, le dijo, por ejemplo, Pablo Iglesias a Rivera en la noche del lunes. Los dirigentes de Ciudadanos recogieron este martes el guante de esos dos intercambios con Sáenz de Santamaría e Iglesias.

Rivera ya ha diseñado qué haría tras el 20-D si no gana las elecciones. En el caso de que quede segundo, cree que la lista más votada debe ser la que inicie la ronda de contactos para formar Gobierno. Si este intento no fructifica, recuerda que en España no hay un sistema presidencialista, sino parlamentario, y que en consecuencia sería su turno para intentar encontrar apoyos y formar una mayoría suficiente, para lo que estaría dispuesto a sumar a independientes y miembros de otros partidos a su Ejecutivo, según fuentes de su equipo. El candidato ya predica la necesidad de alcanzar pactos a derecha e izquierda para los grandes temas que marcarán la próxima legislatura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Acuerdos puntuales

“Acuerdos puntuales va a haber entre los cuatro”, explicó este martes a EL PAÍS José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y jefe de gabinete de Rivera. “Puede haber coincidencia con el PP en reformas económicas y defensa de la unidad de España contra el separatismo; con el PSOE en medidas sociales; y con Podemos en regeneración”, argumentó. “Habrá juego para todos tras el 20-D. Los viejos partidos se tienen que hacer a la idea. Los nuevos no tenemos vicios del pasado, y los pactos son naturales para nosotros”, siguió. “Ellos tendrán que cambiar su forma de actuar”, añadió en referencia a PP y PSOE.

“Los partidos nuevos salimos reforzados, los viejos salieron muy tocados”, opinó Rivera sobre el debate del lunes, en el que su equipo le vio por delante de Pedro Sánchez (PSOE), con el que lucha ahora mismo por la segunda posición. “La vieja política está descomponiéndose. Es evidente e innegable. Vamos a un sistema nuevo, con un mapa de tres o cuatro partidos, y más apertura”

"Se acabó el miedo, acabó el bipartidismo"

En Sevilla, Albert Rivera recordó ayer a Felipe González. “La libertad se pierde cuando se empieza a temer. Lo dijo un sevillano: Felipe González”, afirmó el candidato de Ciudadanos ante casi 2.000 personas que no llenaron el Palacio de Congresos. “Se acabó el miedo, se acabó el bipartidismo”, dijo. Y añadió: “Se puede tener un Gobierno con independientes y gente de otros partidos”.

Inés Arrimadas, nacida en Jerez y líder de Ciudadanos en Cataluña, se ha unido a la campaña para luchar por el voto en Andalucía, bastión del PSOE. Ciudadanos aspira a sumar allí entre 9 y 12 escaños.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS