Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jeque dueño del Málaga CF se queda sin rotonda

La oposición fuerza la retirada del nombre Sheikh Abdullah Al-Thani de una glorieta

El jeque Al-Thani junto a Florentino Pérez. rn
El jeque Al-Thani junto a Florentino Pérez.

Hace tiempo que el efecto inicial del jeque Abdullah Al-Thani, propietario del Málaga CF desde el verano de 2010, comenzó a desinflarse en la Costa del Sol. El desembarco del empresario catarí levantó pasiones, hizo desplegar alfombras rojas y autoridades de toda condición lo agasajaron a cada paso y visita, a la espera de inversiones millonarias en lo más duro de la crisis. Esos proyectos de relumbrón no han llegado y el club, antepenúltimo de la Primera División, atraviesa actualmente su enésima crisis. Un detalle ilustra el desapego hacia el jeque: el pleno del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este miércoles retirar su nombre de una rotonda cercana al estadio de La Rosaleda.

Solo el PP, que gobierna la ciudad en minoría, se ha opuesto a eliminar la nominación de Sheikh Abdullah Al-Thani de la glorieta, aunque la oposición en bloque (PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos e IU-Málaga para la Gente) ha sacado adelante la iniciativa. “No se lo merece”, ha dicho el concejal de Ciudadanos Alejandro Carballo, precursor de la propuesta. “Se me saltan las lágrimas de emoción”, ha ironizado el portavoz de IU, Eduardo Zorrilla, quien en mayo de 2014, pocos días antes de los últimos comicios europeos, logró que la Junta Electoral de Zona suspendiera la inauguración de la rotonda por su “marcado carácter electoralista”.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, intentó frenar la iniciativa sin éxito durante un debate sobre la ciudad deportiva del Málaga (conocida como La Academia). “Ya habrá tiempo de sacar el tema, pero ahora no es conveniente solo por una foto o un titular”, se ha quejado el edil, y ha recordado “el momento complicado” que vive el club, “tanto institucional como deportivo”.

No se trata solo de que el Málaga, que a la llegada del jeque sufrió un revulsivo de fichajes y llegó incluso a la fase previa de la Liga de Campeones, ocupe actualmente uno de los últimos puestos de la clasificación de la Liga. El pasado lunes, representantes del despacho de abogados que asesorará desde este momento al club cargaron contra la gestión del hasta ahora director general, Vicente Casado, y confirmaron su destitución por “pérdida de confianza”. Algunas cuestiones expuestas públicamente fueron subidas de sueldo “desorbitadas” y la supuesta venta de derechos de jugadores “sin el conocimiento del consejo de administración”. A Al-Thani se le presentó como una víctima de las decisiones que han tomado en los últimos años las personas en las que se ha apoyado para gobernar.

El lado deportivo no es el único enquistado para el empresario catarí. No hay noticias nuevas sobre el inicio de las obras de La Academia, que algunos grupos de la oposición intentan tumbar. El Ayuntamiento de Málaga ha cedido para la ciudad deportiva del club una parcela de 108.000 metros cuadrados en la zona de Arraijanal, el último paraje virgen en la línea costera de la ciudad. El suelo, valorado en 14 millones de euros, se dona por 75 años a la Fundación Deportiva Málaga Club de Fútbol SAD. Junto a este espacio hay proyectado un gran parque metropolitano.

Estancada sigue también la ampliación del puerto deportivo La Bajadilla de Marbella, adjudicada en 2011 a la empresa del jeque para su remodelación y gestión durante 40 años. No hay forma de que el deseado Puerto Banús del siglo XXI avance un paso.

Más información