Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP, ante el 20-D: “Tu mente puede jugarte una mala pasada”

Los populares anuncian su campaña publicitaria. Rajoy presentará su programa en Valencia

Pablo Casado, este lunes, con los carteles electorales del PP. Ampliar foto
Pablo Casado, este lunes, con los carteles electorales del PP.

Mariano Rajoy presentará su programa electoral el próximo sábado en Valencia, iniciará la campaña en Andalucía y la cerrará, como es habitual, en Madrid. El PP ha presentado este lunes su plan de despliegue publicitario, que incluye un cartel con el lema "Piensa sin prejuicios. Nunca sabes cuándo tu mente te puede jugar una mala pasada" y una serie de 30 preguntas y respuestas con las que los populares pretenden desmentir "ideas preconcebidas y falsas" sobre el partido, en palabras del portavoz Pablo Casado. Es decir, algo similar a la criticada web Versión Original que lanzó la actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Los populares han creado, además, "una plataforma de conversión de indecisos" y una herramienta para conocer la biografía de los candidatos y contactar con ellos a través de las cuentas abiertas en redes sociales.

A preguntas de los periodistas en rueda de prensa tras la reunión del Comité de Dirección del PP, Casado no aclaró a qué debates asistirá Rajoy o cuál es el criterio para ir a unos sí y a otros no. El presidente del Gobierno ha rechazado participar en el que ofrecerá EL PAÍS el próximo 30 de noviembre con Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias. "Tenemos más de 30 peticiones de debates... Rajoy no tiene el don de la ubicuidad", ha dicho Casado.

Preguntado entonces por qué era más fácil hacer un hueco en la agenda de Rajoy para acudir al programa de Bertín Osborne en TVE que debatir con sus contrincantes, Casado contestó: “Sinceramente no lo sé. Lógicamente, en una campaña hay que alternar formatos televisivos: intentar cuadrar por cadenas, por tipo de programa, por tipo de audiencia, por fecha...”.

El portavoz popular insistió en que no dejaban “la silla vacía”, sino que ofrecían a “actores secundarios” (otros miembros del Gobierno o del partido). “En esto de los debates al final los ciudadanos acaban cansados. Yo he estado en cinco o seis y cuando coincides con la misma persona de otro partido pasa como en las plazas de pueblo, que la vaquilla se sabe todo y al final aburres al personal”.

 

Más información