Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desalojada una hora la plaza de Cuzco por un paquete sospechoso

Los agentes han inspeccionado una mochila, pero ha resultado ser una falsa alarma

Un agente pasa por la señal donde se encontraba el carrito. Ampliar foto
Un agente pasa por la señal donde se encontraba el carrito.

La policía ha desalojado y acordonado durante una hora la madrileña plaza de Cuzco, situada en el paseo de la Castellana, en el distrito financiero de Madrid, para revisar un carrito similar a uno de la compra, sospechoso de albergar una bomba, según han informado testigos presenciales. Los primeros indicios, como se ha confirmado poco después, apuntaban a una falsa alarma, ya que los perros detectores de explosivos no habían marcado la existencia de artefacto alguno. Poco después de las 17.00, después de que los artificieros revisaran el objeto sospechoso y confirmaran la falsedad de la alarma, el tráfico ya circulaba con normalidad. El carrito sospechoso pertenecía a un repartidor de publicidad, que lo había dejado candado a una señal de tráfico para no arrastrarlo por toda la zona, según han señalado fuentes policiales.

La alerta saltó cuando InfoEmergencias de Madrid informó en su cuenta de Twitter de que se encontraba acordonada la zona de Alberto Alcocer con Cuzco "por una mochila sospechosa".

Fuentes policiales precisan que el paquete sospechoso —una mochila con ruedas anclada a una señal de tráfico— estaba junto al edificio del Ministerio de Economía. El grado de amenaza terrorista (nivel cuatro) y la proximidad de los atentados de París del viernes pasado han llevado a redoblar la precaución en este caso, según han precisado fuentes de la policía.

Los testigos indican que se ha localizado una bolsa con un carrito en uno de los cruces de semáforo. La mitad de la rotonda ha sido cerrada al paso, justo donde están trabajando los perros de la policía para el rastreo de explosivos. Los agentes impidieron durante una hora salir de los edificios a los trabajadores y empleados de las empresas de la zona. La salida de la calle de Alberto Alcocer hacia la Castellana estuvo durante ese tiempo cerrada al tráfico, al igual que los carriles laterales del citado paseo.

La zona afectada por la falsa alarma es uno de los ejes vertebrales de Madrid, donde se encuentran las sedes de algunos de las grandes empresas españolas, varios ministerios (Defensa, Economía y Hacienda y Administraciones Públicas), así como la sede central de los juzgados de Madrid (en la próxima plaza de Castilla). A cinco minutos andando está el estadio Santiago Bernabéu.