Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía incluirá la vacuna contra la tos ferina a embarazadas

Salud incorpora la inmunización de la mujer tras la muerte de un bebé en Málaga

El consejero de Salud de Andalucía, Aquilino Alonso, tras un Consejo de Gobierno. Ampliar foto
El consejero de Salud de Andalucía, Aquilino Alonso, tras un Consejo de Gobierno.

La muerte de un bebé en Málaga por tos ferina el pasado mes ha hecho recapacitar a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, que incluirá esta vacuna para embarazadas a partir de enero, como recomiendan los pediatras. De esta forma, se evita el riesgo para los niños durante los primeros dos meses, ya que, hasta ahora, el calendario de vacunación incluía este tratamiento transcurridos 60 días de vida y en meses posteriores. Con la inmunización de la madre se consigue proteger los hijos desde la gestación.

La madre del bebé víctima de la enfermedad intentó sin éxito vacunarse durante su embarazo por la carestía de este medicamento en las farmacias.

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha anunciado el cambio del calendario de vacunación en el Parlamento y en respuesta a una pregunta presentada por el Partido Popular.

Alonso ha admitido las carencias de la vacuna de la tos ferina en el mercado farmacéutico y defendido que, hasta ahora, se restringiera su administración. También ha destacado que 26 de cada 100 niños sufren la enfermedad incluso tras su vacunación.

Sin embargo, el consejero ha admitido que, tras una evaluación de la situación, se ha decidido alterar los calendarios y adelantar de la inmunización de los niños a través de la vacunación de sus madres durante el embarazo, como ya hacen media docena de comunidades en España.

La diputada del PP Esperanza Oña ha defendido en su interpelación la medida por un cambio epidemiológico registrado desde hace cinco años, cuando se detectó un aumento de los casos en lactantes.

El recién nacido de Málaga ingresó el 16 de octubre en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) del hospital Materno Infantil y falleció cuatro días más tarde por las complicaciones que le causó esta patología. El pequeño no estaba inmunizado contra esta enfermedad porque el calendario fija la primera vacuna a los dos meses de vida. Las siguientes se administran a los cuatros meses, los seis y al año y medio de edad. Después hay un recordatorio a los seis años.