Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre, a prisión por matar al perro de su madre en Granada

El juez rechaza suspender la pena de ocho meses de cárcel por el carácter violento del condenado, que lanzó al animal por el balcón

El 10 de diciembre pasado, A. P. C. entró por el balcón en la vivienda de su madre, en el municipio granadino de Dúrcal, se dirigió a ella de forma violenta, la insultó y después cogió a su perro, lo estampó contra la pared y lo tiró por la ventana. El animal, de pequeñas dimensiones, murió y el responsable fue condenado un mes más tarde a ocho meses de prisión por estos hechos. El titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada se ha negado a suspender la ejecución de la pena y ahora obliga al condenado a cumplirla en un centro penitenciario.

El magistrado justifica su decisión en "la hoja histórico penal" del hombre, con antecedentes, y en el "carácter violento" que ejerce tanto sobre personas como sobre animales, según consta en un auto adelantado por el diario Granada hoy, que precisa que el afectado está actualmente en prisión. El juez alude a cinco condenas anteriores por violencia doméstica y robo con fuerza, algo que, en su opinión, refuerza la "tendencia a la violencia" de esta persona "contra todo ser vivo".

La condena se dictó en enero de este año, cuando el magistrado le impuso ocho meses de reclusión por un delito de malos tratos a animales y el pago de una multa de 100 euros por una falta de vejaciones hacia su madre, a la que se le prohibió acercarse durante seis meses a menos de 200 metros. La mujer vivió este episodio con "temor y desasosiego", según reveló en el juicio.

Hace apenas dos semanas, un hombre de 41 años ingresó en el centro penitenciario de Palma de Mallorca por matar a palos a su caballo por los malos resultados que había obtenido en una competición. Fue condenado a ocho meses de cárcel por un delito de maltrato animal y la juez María Jesús Campos se negó también a suspender la pena o sustituirla por trabajos en beneficio de la comunidad. La misma magistrada acordó el ingreso en la cárcel de otro hombre condenado a un año de cárcel por dejar de morir de hambre a su perro.

El Juzgado de lo Penal 1 de Córdoba también ha dictado una sentencia por la que condena a un hombre a una pena de seis meses de prisión y un año de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, tras supuestamente dejar morir a dos caballos, dos cerdos y un perro en una finca, después de que se divorciara de su mujer.

Imputado por retener a 54 canes hacinados en una finca

EL PAIS

La Guardia Civil de Zamora se ha topado con un núcleo zoológico en el que se hacinaban una cincuentena de perros, tras investigar la muerte de otro can que había fallecido por un tiro de arma de caza. Un hombre ha sido imputado como supuesto autor de un delito de maltrato de animales, tanto por la muerte del perro como por haber retenido al resto en su finca en condiciones deplorables.

Según fuentes oficiales, las investigaciones de la Guardia Civil comenzaron hace un mes, después de que los agentes tuvieran conocimiento de que un perro de caza había muerto en un terreno cinegético de la comarca zamorana de Tábara, lugar en el que se había realizado una cacería. El equipo del Seprona halló entonces al can, de raza alano española, muerto sobre el suelo con una herida de arma de caza.

El Seprona identificó al presunto homicida del perro el pasado 15 de octubre. El sospechoso es vecino de la capital de Zamora, al que se imputó por un delito de maltrato animal. Las investigaciones llevaron a los agentes hasta una finca del hombre, cercana a la ciudad, donde encontraron a otros 54 canes que se encontraban en una situación irregular: falta de limpieza, hacinamiento, sin los permisos correspondientes, sin vacunación, etc. Entre los animales, tenía, además, tres perros de razas potencialmente peligrosas, sin la documentación correspondiente. Las autoridades procedieron a sumar estos hechos a la imputación inicial.

Más información