Ciudadanos subraya su capacidad de pacto ante las generales

Albert Rivera exhibe sus acuerdos autonómicos ante el empate en las encuestas

Albert Rivera reunido con miembros de Ciudadanos en el Parador de Avila.
Albert Rivera reunido con miembros de Ciudadanos en el Parador de Avila.Bernardo Perez

Albert Rivera se presentó ayer como la mejor garantía de que el triple empate que dibujan las encuestas entre PSOE, PP y Ciudadanos fructifique en grandes pactos de Estado. Al conocer el sondeo de Metroscopia que coloca a su partido como segunda fuerza, el candidato recordó que ya ha logrado acuerdos para investir presidentes del PP (Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León) y PSOE (Andalucía), o con Podemos para cambiar la ley electoral (Murcia). Tras reunirse el viernes con Mariano Rajoy y hablar el sábado con Pedro Sánchez, Rivera insistió en sus posibilidades de victoria en las elecciones generales, pidió la movilización de “innovadores y valientes para que las cosas cambien” y enunció lo que le une y le separa del PP y el PSOE.

Más información
Sánchez habla con Rivera de unidad frente al independentismo
Ciudadanos propone un pacto por España a PP y PSOE
Rivera: "Que tres partidos compitan por ganar rompe todos los esquema"

El líder de Ciudadanos cree que su partido y el socialista podrían entenderse en la defensa de la Constitución, de la sociedad del bienestar, en las reformas institucionales o en la ambición de clarificar las competencias autonómicas. Les separa, por ejemplo, el modelo laboral —al contrario que el PSOE, Ciudadanos apuesta por el contrato único— y los pactos de Sánchez con partidos nacionalistas como Compromís o Mes. Con el PP hay coincidencia en la defensa de la unidad de España, pero no en la gestión de los problemas del paro o la corrupción. Ciudadanos, además, le afea al partido del Gobierno que no haga públicas sus propuestas. Entonces, ¿con quién sería más fácil pactar tras el 20-D?

Rivera condena la dictadura de Franco

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho sentirse "cómodo con lo que se hizo en la Transición española, para bien y para mal" y que la posición de su partido es clara: "Sí a la Transición y condena absoluta a la dictadura".

Rivera ha respondido así a la pregunta sobre la abstención de Ciudadanos en la moción presentada por el concejal de Calatayud Víctor Ruiz de Diego (PSOE), para que se le retirara a Franco la medalla de oro de este municipio. Ciudadanos se ha abstenido en distintas partes de España en las que había debates sobre la Memoria Histórica.

Así, el presidente de Ciudadanos ha precisado que en esa moción de Calatayud no se hablaba de condenar la dictadura sino de una "revisión de la propuesta de la Memoria Histórica" y que por eso se los representantes de su partido se abstuvieron. Además, Rivera ha puntualizado que en la Transición se acordó que "no había ni vencedores ni vencidos", y ha subrayado que la dictadura fue "una etapa negra" de la historia de España.

“No va a ser fácil con ninguno de los dos, pero lo vamos a conseguir”, dijo Rivera sobre la posibilidad de lograr acuerdos puntuales para grandes reformas con PP y PSOE, con quienes ya ha discrepado en el Pacto por España que propone Ciudadanos contra el reto independentista de Cataluña. “Venimos de una dinámica en la que los partidos nacionales no tenían que debatir ni llegar a acuerdos porque pactaban con partidos nacionalistas o independentistas”, describió, recordando que para acometer los cambios que pretende su partido será necesario conseguir amplias mayorías multipartido en el Congreso.

“Desde los años ochenta, España no tiene debates entre partidos nacionales para llegar a acuerdos”, siguió. “Solo había confrontación”, añadió. “Todo eso se ha acabado. Ahora tenemos que dialogar, debatir, e incluso llegar a acuerdos. Si hay alguien capaz de sentar en la mesa a esos partidos, somos nosotros”, aseguró tras citar los Pactos de La Moncloa, el Pacto de Toledo por las pensiones como los “grandes éxitos de la democracia española”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Rivera reunió ayer a su ejecutiva en Ávila. Precisamente allí, en la tierra del Adolfo Suárez, opinó que España afronta “una segunda Transición ciudadana”. Dos razones sustentan su tesis de que Ciudadanos está llamado a tener un papel protagonista: los pactos autonómicos ya firmados, y las encuestas, que le sitúan en el corazón de la pelea por La Moncloa.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS