Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE y Ciudadanos piden al PP una acción coordinada en Cataluña

Sánchez apela a la fuerza de "la ley, los votos y la política", y la formación de Rivera le comunica al Ejecutivo que cuenta con un "aliado" frente al independentismo

Albert Rivera, ayer en Madrid. Ampliar foto
Albert Rivera, ayer en Madrid.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, pidieron este martes a Mariano Rajoy que les informe con antelación de sus próximas decisiones frente al soberanismo catalán. Rivera instó al Ejecutivo a recurrir la declaración de Junts pel Sí y la CUP al Constitucional y su partido se ofreció como “aliado” ante los soberanistas. Aunque cada grupo tiene su opinión sobre cómo abordar el proceso independentista, los tres afirmaron la defensa de la legalidad.

Con la precampaña electoral ya en marcha para las elecciones generales del 20 de diciembre, el PSOE y Ciudadanos tienen previsto incluir en sus discursos como asunto de extremada relevancia la situación que se vive en Cataluña por el desafío secesionista. Quizá las cosas hubieran sido de otra manera si el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, hubiera hecho una puesta en común con los partidos constitucionalistas para compartir diagnóstico y posibles soluciones. De momento no es así, por lo que cada uno se siente libre de abordar el proceso independentista como mejor estima.

Frente el “antidemocrático pulso de los secesionistas en Cataluña”. Pedro Sánchez, líder del PSOE, invocó la confianza en la “fortaleza” de España. “Al secesionismo le vamos a ganar con la fuerza de la ley, de los votos y de la política; con los argumentos de la convivencia y del diálogo”, señaló ayer el dirigente socialista en uno de los actos que protagonizó en el País Vasco, donde pasó una jornada de trabajo. Cuando el candidato socialista hizo estas declaraciones, en las que introdujo la petición expresa a los secesionistas de que abandonen “el discurso victimista”, ya había hablado brevemente con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que había llamado para preguntarle qué iba a hacer o decir.

Quizá por ese breve intercambio a Sánchez le costó trabajo este martes arremeter contra el jefe del Ejecutivo en su línea habitual de que ha dejado pasar los años sin hacer nada para intentar que el independentismo no mantuviera su línea ascendente en Cataluña. Ayer no le dijo que su posición era “inmovilista”, pero no tardará en hacerlo. “Pedro Sánchez está dispuesto a escuchar y colaborar con Rajoy en defensa de la ley y de la integridad de España”, afirmaron fuentes del entorno del secretario general del PSOE, que este miércoles presentará su propuesta de reforma constitucional acompañado del grupo de especialistas a los que convocó en primavera para esta tarea. “Sin renunciar al reconocimiento de las singularidades de territorios como el catalán o el País Vasco, queremos reforzar aquellos elementos que garantizan la igualdad entre españoles”, dijo ayer Sánchez.

Rivera, por su parte, le pidió al presidente que hubiera una “comunicación fluida” entre el Ejecutivo y el partido que lidera la oposición en Cataluña. Ciudadanos, que logró 25 diputados en las elecciones del 27-S, espera que la conversación entre los dos líderes se repita “con más tranquilidad” cuando haya “novedades o se tome alguna medida”.

“El Gobierno debería saber que tiene un aliado en Ciudadanos frente a los retos separatistas”, explicó José Manuel Villegas, vicesecretario de la formación. “Es importante que se demuestre unión frente al problema tan grave que se está produciendo en Cataluña”, añadió el jefe de gabinete de Rivera.

“Todavía no ha pasado nada más que declaraciones políticas”, dijo el presidente de Ciudadanos, que instó al Gobierno a recurrir la declaración independentista ante el Tribunal Constitucional y analizó la posibilidad de que el Ejecutivo decida suspender la autonomía de Cataluña. “El artículo 155 [de la Constitución] es una cláusula de cierre, no es el artículo de un éxito, sino el artículo de que algo ha fracasado”, afirmó. “El tema es si somos capaces de hacer un proyecto de España que convenza a la mayoría de los catalanes de que ese es su proyecto. Estoy convencido de que se puede, pero para eso también hace falta cintura, capacidad de diálogo y revisión, no con los separatistas, sino con esos catalanes que, como muchos españoles, se han desenganchado del proyecto común”. 

Podemos ve "inaceptable" la declaración

La dirección de Podemos rechazó ayer la resolución pactada y registrada en el Parlamento de Cataluña por Junts pel Sí y la CUP. El número dos de la formación, Íñigo Errejón, la calificó de “inaceptable” y aseguró que el representante de Catalunya Sí que es Pot en la Mesa de la Cámara ya había votado en contra de la declaración.

“No se arreglan los problemas con dos bloques y hoy hemos visto la declaración de una mitad que no tiene en cuenta a la otra mitad”, afirmó Errejón. “Mas y Rajoy se han convertido cada uno en la mejor coartada del otro; si Rajoy fue el mejor director de campaña de Mas para las catalanas, hoy Mas parece que se quiere convertir en el mejor director de campaña de Rajoy para las generales”.

Más información