Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apartado un profesor investigado por abusos a niños de 3 a 5 años en Álava

Educación lo ha separado tras hablar con el fiscal superior vasco y alegar que desconocía las pesquisas judiciales

Tarde pero ha reaccionado. El departamento de Educación del Gobierno vasco ha apartado este viernes —ayer seguía dando clases— al profesor del ciclo Infantil de Vitoria, Álava, investigado por presuntos abusos sexuales a, al menos, cuatro niños y niñas de entre 3 y 5 años. Se trata de una medida temporal hasta que se aclare lo sucedido. La consejera de Educación, Cristina Uriarte, lo ha confirmado antes de presidir el acto de inauguración del Centro Elbira Zipitria, en el campus de la UPV/EHU de San Sebastián. Según ha dicho, antes de adoptar la decisión ha hablado a "primera hora" de esta mañana con el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro y después con responsables de la Inspección de Educación, desde donde, a su vez, "se han puesto en comunicación" con la delegación de Álava, el centro educativo y también "con el propio profesor".

"Esta persona, el profesor", ha subrayado la consejera, "está involucrada en unas diligencias para investigar un caso, pero no está imputada", a la vista de lo cual esta misma mañana "he decidido adoptar medidas preventivas". Hasta que se conozca "qué es lo que está ocurriendo y si realmente esta persona está involucrada o no", han decidido "apartarle temporalmente del servicio", porque, según ha recordado, los máximos responsables de Educación deben "proteger a toda la comunidad educativa, tanto a los alumnos como al propio profesorado".

El Departamento de Educación hizo un seguimiento exhaustivo a este profesor a raíz de la denuncia de presuntos abusos sexuales a una niña de tres años en un centro del barrio de Txagorritxu, cuando cursaba Primero de Infantil durante el curso 2012-2013. En la investigación participaron la Inspección de Educación y otras instancias educativas, además de la Fiscalía de Menores, el Defensor del Pueblo vasco (Ararteko), los servicios sociales del Ayuntamiento de Vitoria, servicios médicos, así como la dirección del centro en el que estaba escolarizada la niña. No hubo acusación.

Educación ha criticado

la falta de comunicación

con la Fiscalía de Álava

En junio de 2014 el padre de la pequeña, que ahora tiene seis años, solicitó un cambio de centro de la menor a otro colegio donde en ese momento no había plazas, aunque finalmente sí fue trasladada. En esa nueva ikastola pública ubicada en el centro de Vitoria la niña ha vuelto a coincidir al parecer con el profesor denunciado, que ha trabajado en distintos colegios dado que cubre vacantes de otros docentes porque "no tiene plaza fija", han indicado desde el Departamento de Educación. "Los testimonios recogidos y las averiguaciones practicadas en este caso han sido numerosísimas y todos han concluido en la imposibilidad de imputar ni siquiera un comportamiento incorrecto al afectado", concluía el Departamento vasco de Educación sobre esa primera denuncia que se archivó. No obstante, se ha abierto otra a instancias de la Fiscalía, al tener conocimiento de otros casos de presuntos abusos a niños y niñas por parte del mismo profesor.

El Departamento de Educación criticó ayer que el protocolo de actuación ha fallado porque el fiscal debería haberles informado de estas nuevas pesquisas para adoptar de forma inmediata medidas preventivas como que el profesor no esté nunca solo en el aula. Izaguirre explica que la Fiscalía incoó el 17 de junio de 2014 las diligencias de investigación 50/2014 para "aclarar la existencia de dichos abusos sexuales". Estas diligencias, según indica, "fueron judicializadas el mes de junio de 2015". El fiscal detalla que el 20 de octubre de 2014 se reunió con la responsable de Educación de Álava, en presencia de la fiscal delegada de menores, el inspector jefe de Educación y el inspector de zona, para hablar "sobre la investigación que en ese momento llevaba a cabo la Fiscalía sobre los supuestos abusos sexuales".

La consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura ha querido dejar de lado estas contradicciones o la deficiente comunicación que ha podido haber en distintos momentos, porque lo que le "preocupa realmente" es "saber lo que está ocurriendo". Ha precisado que, tras la conversación de esta mañana con el fiscal Calparsoro "para aclarar la situación", este le ha remitido "un escrito oficial" en el cual le ha informado de cómo en junio pasado "se abrieron unas diligencias" por parte de la Fiscalía de Álava "para investigar", en las cuales "está involucrado" el profesor. Ha hecho hincapié en que "está todo encauzado" y que "lo importante es buscar soluciones y tomar las medias necesarias", algo que ya se ha hecho.

Más información