Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Socialismo 4.0 para abrir hueco

Los partidos emergentes han ido estrechando el margen ideológico del PSOE, pescando en su caladero de votantes de centro-izquierda. Ahora, Sánchez intenta destruir ese corsé

Pedro Sánchez puso ayer en marcha la maquinaria de su partido para que vendan un programa económico reformista, puramente socialdemócrata, con el objetivo claro de abrir hueco a derecha e izquierda, en ese maremágnum político que ha quedado después del bipartidismo. Es el socialismo 4.0, capaz de conjugar medidas de crecimiento económico y fomento empresarial, con una reforma fiscal y una política de gasto público progresistas.

Bajo el lema de "crecer y repartir", los líderes del PSOE quieren enviar mensajes positivos y hablar de lo que tendrían los españoles si ellos gobiernan. "Fomentar la confianza mirando al futuro", decía ayer Sánchez antes de enumerar la batería de propuestas económicas elaboradas por Jordi Sevilla y su equipo de expertos. Unas propuestas que intentan responder a la pregunta: ¿qué hacer y cómo para lograr un nuevo modelo de crecimiento más justo y de calidad?

El discurso económico del PSOE plantea apuestas como aumentar el tamaño de las empresas, actualizar las industrias tradicionales, nuevo modelo energético, digitalizar la economía e invertir en I+D+i, junto a reformas de calado en el terreno del ingreso ("que la carga económica no caiga solo sobre el factor trabajo") y el gasto público ("reparar los daños de los recortes y luchar contra la desigualdad").

Durante muchos meses, los partidos emergentes han ido estrechando el margen ideológico del PSOE, pescando en su caladero de votantes de centro-izquierda. Ahora, Sánchez intenta destruir ese corsé y recuperar el terreno que le habían conquistado Ciudadanos y Podemos. La economía 4.0 puede ser su oportunidad.