Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

El balón en la línea de gol

El relato de la fiscalía pinta la amplia relación entre López y el PP, un vínculo que proyecta una sombra de duda sobre su imparcialidad

Dieciocho magistrados de los veinte que forman el pleno de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional decidirán el próximo día 30 si los jueces Enrique López y Concepción Espejel son apartados o permanecen en los dos tribunales que juzgarán, previsiblemente en 2016, los casos Gürtel y papeles de Bárcenas o contabilidad b del PP. El pleno, sin López y Espejel, escuchará dos ponencias, encargadas a los magistrados Ramón Sáez (sobre López) y Clara Bayarri (sobre Espejel), debatirán y a continuación votarán. Un sondeo preliminar de votos indica que será una decisión reñida.

La decisión de convocar el pleno sigue al informe de la Fiscalía Anticorrupción, un escrito demoledor para las pretensiones de López y el PP de mantener incólume la composición de ambos tribunales. Según señala “el propio informe del magistrado junto con la documentación que el mismo aporta han revelado una más intensa relación con la Fundación FAES de la advertida por los recusantes”.

La fiscalía califica como “singular” la relación de López con la fundación del PP y apunta que asistió a 68 seminarios, seis de ellos como ponente o coordinador entre 2003 y febrero de este año, con una retribución de 13.102,37 euros “por sus ponencias como por la mera asistencia a los mismos”. Concluye, pues, sobre los lazos de López con el PP: “No es [una relación] esporádica sino reiterada y estable llegando a prolongarse hasta el pasado 18 de febrero”.

El relato de la fiscalía pinta, pues, la amplia relación entre López y el PP, un vínculo que proyecta una sombra de duda sobre su imparcialidad a la hora de juzgar dos causas en las que el PP es parte en calidad de responsable civil subsidiario. Y en una causa (Gürtel) en la cual una dirigente del partido, la ex ministra Ana Mato, ha sido declarada partícipe a título lucrativo y que, a su vez, ha formado parte del patronato de FAES y que también ha participado en la propuesta de nombrar al citado magistrado en el Tribunal Constitucional.

Tras describir cómo los elementos que jalonan la relación de López con el PP chocan con la doctrina de que “no solo se ha de impartir justicia sino que también se debe ver que se imparte justicia” (lord Hewart, 1924), la fiscalía deja el balón en la línea de gol, frente a la portería. Y pide al pleno de la sala de lo penal que chute.

Da mihi factum, dabo tibi ius dice el aforismo latino (Dame los hechos que yo te daré el derecho). La fiscalía ha optado por aportar el derecho y los hechos, sin decir sí a la recusación. Pendiente de la batalla reñida que se cierne sobre López, Espejel ya puede dar por seguro que saldrá viva.