Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE rectifica y dice que no derogará la reforma laboral

Pedro Sánchez se centra en contratos y sueldos frente a indemnizaciones por despido

Sánchez en una reunión de los socialistas europeos
Sánchez en una reunión de los socialistas europeos, este jueves en Bruselas. EFE

El debate ha sido largo en el PSOE pero está zanjado: la prioridad no es la indemnización por despido sino el tipo de contrato y el salario. Así lo ha decidido el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, que si gana las elecciones presentará un decreto ley en el segundo o tercer Consejo de Ministros para regular los dos primeros aspectos. No dará un tiempo infinito a los agentes sociales para que elaboren un nuevo Estatuto de los Trabajadores sino que les pondrá el límite del primer año de la legislatura. En el PSOE reconocen ahora que nunca debían haber hablado de "derogar" la reforma laboral sino de "hacer una reforma profunda", porque los tribunales están encargándose ya de enmendar severamente esa reforma del PP.

Para muchos trabajadores despedidos la indemnización es un punto esencial, pero, según el PSOE, ahora no es el elemento esencial. Ahora hay que parar la precariedad de los contratos, "la ausencia total de derechos" y los bajos salarios. Este es el nexo entre los componentes del equipo económico de Pedro Sánchez, que dirige Jordi Sevilla junto a Manuel de la Rocha Vázquez y la responsable de Política de Empleo, Mariluz Rodríguez.

En ninguno de los borradores ha figurado el compromiso de cambiar las indemnizaciones por despido, señalan quienes conocen los prolegómenos y desarrollo de los trabajos, sino que siempre se ha dejado para abordarlo dentro del nuevo Estatuto de los Trabajadores en el que se volcará "la reforma de la reforma laboral".

Y sin complejos. Así se deduce de las recomendaciones de Sánchez a su equipo para que no traten de matizar o echar balones fuera respecto a las indemnizaciones por despido.

Sin hablar de huelga

"Se abordará en frío, sin la presión de los agentes sociales o las advertencias de huelga con las que siempre se han hecho estas negociaciones", explican en el PSOE. El límite para que en España haya un nuevo Estatuto de los Trabajadores será el primer año de la legislatura.

¿Tendrá el Gobierno socialista posición al respecto? De entrada, no se pronuncian pero en las deliberaciones internas no ha habido propuestas entusiastas a favor de subir las indemnizaciones, señalan fuentes socialistas. Estos interlocutores aseguran que se ha puesto toda la carne en el asador para que salgan adelante contratos "decentes", con la devolución de derechos a los trabajadores y una subida de los salarios.

La actual cúpula socialista no olvida que fue su anterior Gobierno, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, quien hizo una reforma laboral en la que se bajó sensiblemente la indemnización por despido, de 45 a 33 días, aunque el remate lo puso el Partido Popular cuando la bajó a 20.

"Las indemnizaciones por despido deben ser objeto de acuerdo entre trabajadores y empresarios una vez restablecidos los consensos básicos ahora rotos", respondió este jueves la responsable de Empleo, Mariluz Rodríguez, en los Desayunos de TVE.

Más información