Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey : “Los Jaime I son un motivo de confianza en nuestro futuro común”

Ximo Puig lamenta durante la entrega de galardones ante Felipe VI la "invisibilidad" de los valencianos y aboga por reformas para reconocer las singularidades de todas la regiones y nacionalidades de España

El Rey con los patrocinadores y galardonados de los Premios Jaime I en la Lonja de Valencia. Ampliar foto
El Rey con los patrocinadores y galardonados de los Premios Jaime I en la Lonja de Valencia.

En un discurso plagado de connotaciones ajustables a la actualidad y con varias incursiones en valenciano, el Rey ha ponderado la importancia de los Premios Jaime I, una iniciativa que ha incluido entre “los acontecimientos ciertamente positivos y esperanzadores que nos hacen confiar más en nuestro futuro común”. Una frase que en el contexto de una España en tensión territorial por el desafío soberanista catalán adquiere resonancias especiales.

Sin embargo, los principales argumentos del acto de entrega de los galardones, “que llevan el nombre de uno de los grandes monarcas de la historia de España, el Rey Jaime I”, eran la ciencia y la investigación. Y también aquí el Rey ha insertado alusiones perfectamente adaptables al momento político. “La investigación no se ciñe a un país o a una sociedad determinada porque la ciencia es universal y busca solucionar problemas y desafíos comunes y compartidos”, ha subrayado. “Desafíos”, ha añadido, “que hay que abordar y superar de forma conjunta y coordinada”.

Con todo, Felipe VI ha realizado una encendida defensa de la ciencia y la investigación y ha pedido más apoyos económicos para su desarrollo: “Instituciones, Administraciones y la sociedad en general deben involucrarse en la misión del científico porque, en última instancia, esto significa comprometerse con el progreso de todos, de las generaciones presentes y futuras”. No ha obviado el trabajo hecho, pero no lo ha considerado suficiente: “Todavía debemos hacer más para situar con solidez a nuestra ciencia en el lugar más elevado y que ello perdure en el tiempo. Para ello, es preciso incrementar la inversión pública y privada todo lo que sea posible”.

Los premiados

Luis Manuel Liz-Marzán ha sido distinguido con el Premio Rey Jaime I de Investigación Básica por su contribución a la ciencia de materiales, relacionando química y biología. El profesor de Investigación en Ikerbasque y director científico en el Centro de Investigación Cooperativa en Biomateriales, CIC biomaGUNE en San Sebastián es considerado como uno de los líderes mundiales en la aplicación de la química coloidal a la nanoplasmónica (química de nanomateriales en suspensión).

Juan José Dolado, Premio Rey Jaime I de Economía. El jurado destaca el trabajo del catedrático de Economía en el European University Institute (EUI) de Florencia y en la Universidad Carlos III de Madrid “en la metodología de la cointegración y otras técnicas de la econometría de series temporales que estudian la evolución de las variables económicas en el tiempo”. Asimismo, ha querido premiar “sus importantes contribuciones al estudio del mercado de trabajo, particularmente la dualidad y sus efectos sobre la dinámica del mercado laboral y el desempleo”.

Josep Brugada. Premio Rey Jaime I de Medicina Clínica. El jurado ha seleccionado el trabajo del Doctor Brugada en la descripción de una de las causas de muerte súbita. El doctor Brugada es uno de los tres hermanos que describieron esta alteración de los canales iónicos del corazón que causa arritmias y tiene una base genética. La enfermedad es conocida mundialmente como Síndrome de Brugada en reconocimiento a sus descubridores.

Josep Peñuelas Reixach. Premio Rey Jaime I de Protección del Medio Ambiente. El jurado ha destacado “su trabajo, muy reconocido por la comunidad internacional, ha puesto en evidencia el efecto de la contaminación atmosférica y del cambio climático global sobre la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas y la biosfera, especialmente, en ecosistemas terrestres”.

Pablo Artal. Premio Rey Jaime I de Nuevas Tecnologías. Fundó el primer laboratorio de óptica en la Universidad de Murcia y ha construido un laboratorio referente mundial en tecnologías ópticas. El jurado ha destacado que Artal “es co-inventor de más de 20 patentes internacionales y fundador de cinco empresas en el campo de la óptica” y que su trabajo “ha ayudado a mejorar la calidad de vida de las personas en todo el mundo”.

Óscar Landeta Elorz. Premio Rey Jaime I al Emprendedor. Es fundador y director general de Certest Biotec, una empresa de biotecnología dedicada a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de productos de diagnóstico in vitro con aplicaciones humanas, veterinarias y agroalimentarias. Estas técnicas diagnósticas permiten la detección de enfermedades sin necesidad de instalaciones o equipos de ensayo.

Asociación Española contra el Cáncer. Premio Rey Jaime I de Compromiso Social. Su creación en 1953 respondió a la idea de aunar voluntades y recursos para destinarlos a la lucha contra el cáncer. Desarrolla su actividad en todo el territorio nacional a través de sus 52 juntas, con una amplia representación en más de 2.000 localidades de nuestra geografía

El Rey ha entrado en la Lonja de Valencia, la que fuera catedral gótica de los negocios del pujante reino medieval, envuelto en aplausos y música de tabalet i dolçaina. No es la primera vez que apoya con su presencia los Premios Jaime I en Valencia. Lo hizo en 2013 como Príncipe de Asturias en la 25ª edición de estos galardones creados por la Generalitat valenciana y la Fundación de Estudios Avanzados bajo la presidencia de honor de Juan Carlos I. En aquella ocasión, en un encuentro celebrado con los miembros del jurado, destacó la excelencia de estos premios, cuya entrega protagonizó cinco meses después la entonces Princesa de Asturias. Pero la de este viernes ha sido la primera vez tras su llegada al trono en junio de 2014.

Antes de su discurso, el Rey ha entregado estos galardones, cuyo objetivo es promover la investigación y el desarrollo científico en España, y que en esta vigésimo séptima edición han distinguido el trabajo de Luis Liz-Marzán (Investigación Básica), Juan José Dolado (Economía), Josep Brugada Terradellas (Medicina Clínica), Josep Peñuelas Reixach (Protección del Medio Ambiente), Pablo Artal (Nuevas Tecnologías), Óscar Landeta Elorz (Emprendedor) y a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) (Compromiso Social).

Cada galardón está dotado con 100.000 euros, medalla de oro y diploma, y lleva implícito el compromiso de destinar una parte del importe a la investigación en España. Una de las principales características de estos premios es la excelencia de sus jurados, que reúnen en cada edición a numerosas personalidades de ámbito nacional e internacional, entre los que destacan varios Premios Nobel, que en el marco de los Jaime I han ejercido de conciencia crítica contra los recortes en la ciencia y urgiendo a las Administraciones a actuar contra el desempleo. Siguiendo esa tradición, los siete galardonados con los Premios Rey Jaime I de 2015 han reivindicado el compromiso social de la investigación y han defendido la necesidad de destinar más medios para la ciencia y de que los investigadores que se han tenido que marchar de España puedan volver.

La intervención del Rey ha estado precedida por los discursos del alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el presidente de la Generalitat valencia, Ximo Puig.

Ribó ha considerado el acto como una posibilidad para que “Valencia pueda reivindicar ante la comunidad científica internacional su apoyo y promoción a la investigación, la ciencia y el conocimiento”. Y ha remarcado que este esfuerzo Valencia y la Comunidad Valenciana lo hacen “desde unas malas condiciones económicas” en los Presupuestos Generales del Estado. “Majestad, los y las valencianas queremos decir bien alto y bien claro que no queremos ser más que nadie, pero que tampoco aceptamos se menos que nadie como por desgracia está ocurriendo en estos momentos”, ha afirmado.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, también ha aprovechado su discurso para buscar paralelismos con la actualidad en unos premios “con el nombre de un monarca que tiene un enorme simbolismo”, un rey, “el bon Jaume I, que unió bajo su corona a territorios diversos, que dio a todos ellos leyes propias, que fue eje de unión y factor de progreso”.

Puig ha exigido reformas para superar la crisis que han de llevarse a cabo “con inteligencia, prudencia y coraje”. “Reformas que suman igualdad y singularidad. Reformas para reconocer las singularidades de todas la regiones y nacionalidades de España. Reformas para garantizar que todos los españoles y españolas tengan las mismas oportunidades vivan donde vivan”. El presidente de la Generalitat ha realizado sólidas llamadas a la reforma de la Constitución, al cambio del sistema de financiación autonómico. “Majestad, los cinco millones de valencianos y valencianas vamos a dar un paso adelante, con lealtad y con firmeza, para superar nuestra invisibilidad porque así podremos formar parte activa de España", ha reivindicado.

Durante esta visita a Valencia, que es la tercera que efectúa a la Comunidad Valenciana desde su coronación, ha presidido asimismo la inauguración de la exposición ‘La huella de 150 valencianos’ con motivo del 150º aniversario del diario ‘Las Provincias’. Tras este acto, el Rey ha comido en el Palau de la Generalitat con el presidente Puig un menú elaborado y servido por el cocinero Ricard Camarena.