Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de muertos en carretera vuelve a subir en el tercer trimestre

Seguí evita pronunciarse, a tres meses de las elecciones, sobre el retraso en la aprobación del nuevo reglamento de circulación

Un accidente ocurrido en Ciudad Real, en el que falleció una persona.
Un accidente ocurrido en Ciudad Real, en el que falleció una persona. EFE

Los datos de siniestralidad evidencian que 2015 será un año muy complicado para la seguridad vial. El cambio de tendencia en 2014, cuando aumentaron los fallecidos en accidente por primera vez en 11 años, ha dado paso a una batería de contrariedades para la DGT: que se registrase un alza de las víctimas en los dos primeros meses (enero y febrero); que el primer trimestre cerrase, por primera vez desde 2002, con más muertos que el año anterior; y que el verano terminase con la primera subida en los últimos ocho años. Ahora, a falta aún de dos días para terminar el actual mes, el balance del tercer trimestre del ejercicio es definitivo: el número de fallecidos entre julio y septiembre también crece por primera vez desde 2007.

343 personas ya se han dejado la vida en las vías españolas a lo largo de este tercer trimestre; diez más que las contabilizadas el pasado año, según los datos provisionales de la DGT. 113 murieron en julio, 112 en agosto y 118 en septiembre —hasta el día 28—; frente a los 107, 113 y 113 registrados, respectivamente, en los mismos meses de 2014. "El grueso de los fallecidos en nuestras carreteras siguen siendo ocupantes de turismos, que desafortunadamente dan positivo en alcohol o drogas o han cometido excesos de velocidad", ha señalado la directora general de Tráfico, María Seguí, que ha recalcado que este 2015 se está produciendo un repunte de los motoristas muertos en accidente.

La máxima responsable de Tráfico, durante la inauguración en Madrid del Salón Internacional de la Movilidad Segura y Sostenible (Trafic 2015), ha achacado este aumento a tres factores principales: a que "varios" de los muertos en motocicleta no llevaban el casco reglamentario; a que, "al hilo del repunte económico", se ha producido un alza de la movilidad; y a que las motos "muy antiguas" salen a la carretera. "La edad media en accidentes de estos vehículos está en 13 años y medio", ha sentenciado Seguí, que se ha referido también al "mal estado de conservación" de estas motos.

El reglamento de la discordia

"Hoy [por este martes] estamos en Trafic hablando de futuro y, sea cual sea el reglamento que esté vigente, la DGT quiere trasladar las recomendaciones y buenas prácticas al ciudadano. Es lo único que tengo que decir", ha contestado la directora de Tráfico a varias preguntas de los periodistas sobre la tramitación del nuevo reglamento de circulación. Este documento, uno de sus apuestas personales para la actual legislatura, lleva meses en la mesa del Consejo de Ministros. Y solo quedan tres meses para las elecciones.

"No me enfada que no se apruebe, pero me preocupa", llegó a afirmar Seguí a principios de septiembre, durante la presentación del balance de siniestralidad de verano —cuando aumentaron los muertos—. Con más de un 80% de fallecidos en carreteras secundarias, Tráfico considera clave una de las medidas incluida en el nuevo reglamento: reducir el límite de velocidad en las vías convencionales de 100 a 90 kilómetros por hora. "Somos uno de los cuatro países en la Unión Europea en los que el límite sigue siendo de 100; alinearnos con otros países modelo en estos aspectos revertiría la situación", subrayó Seguí hace un mes, que calificó esta medida como un "paso innegociable" para reducir el número de víctimas en las carreteras.