Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat hace campaña por la independencia ante las embajadas

El Gobierno catalán ha remitido ya 20 memorandos en los que defiende la secesión

Marta Rovira, Artur Mas y Germa Bel, en un acto electoral de Junts pel Sí este jueves.
Marta Rovira, Artur Mas y Germa Bel, en un acto electoral de Junts pel Sí este jueves.

La Generalitat pide a los embajadores extranjeros acreditados en España apoyo para lograr la independencia de Cataluña. Este mismo jueves, las legaciones diplomáticas recibieron el memorándum número 20 en el que la Secretaría de Asuntos Exteriores y de la UE del Gobierno catalán explica la posición de la lista Junts pel Sí, arremete contra el Ejecutivo del PP por impedir un referéndum y describe a Cataluña como un lugar en el que, por ejemplo, la lengua propia está amenazada. La Generalitat describe la candidatura independentista como un movimiento "no liderado por políticos" y con "enorme apoyo de las bases".

La Generalitat de Cataluña hace campaña por la independencia, desacredita la posición del Gobierno español y explica los pasos hacia la secesión ante las embajadas extranjeras acreditadas en Madrid. Los memorandos llevan el membrete de la Secretaría de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea de la Generalitat y este jueves llegó a las legaciones diplomáticas el número 20. El anterior tenía fecha del 24 de julio y el primero es de septiembre de 2013.

Los textos están escritos en inglés y en los últimos se hace una defensa de la posición de Junts pel Sí. También se anuncia que el proceso de secesión seguirá adelante si los partidos favorables al soberanismo tienen mayoría absoluta (que van a medir en escaños), y reiteradamente se pone de manifiesto que el Estado les ha impedido votar en un referéndum de autodeterminación. El de este jueves describe la hoja de ruta hacia la separación en un plazo de 18 meses, con la declaración de independencia en el Parlament, una Constitución catalana sometida a referéndum y la invitación a negociar con España y la UE.

Transición negociada

"El Gobierno y el pueblo catalán confían en que la comunidad internacional tomará en consideración que si el pueblo catalán, en elecciones transparentes, decide una mayoría a favor de la independencia entonces España tendría la responsabilidad de negociar políticamente para la transición a la independencia y asegurar una colaboración dentro de la UE", concluye el memorándum.

En los textos, la Generalitat sostiene que las del 27-S son elecciones plebiscitarias por la negativa del Gobierno a autorizar el referéndum, además de hablar de "amenazas a la lengua". "Las elecciones serán un plebiscito sobre la independencia, única opción restante después de que el Gobierno español se haya opuesto reiteradamente a permitir un referéndum como los consentidos por el Gobierno canadiense a Quebec y el Gobierno británico a Escocia, y haya bloqueado una consulta no vinculante amparada por la ley catalana", explica.

Los memorandos hablan de la candidatura independentista para asegurar que los miembros de esa lista "han acordado que, si hay una mayoría a favor de la independencia el 27 de septiembre, el recién elegido Parlamento catalán anunciará formalmente que Cataluña entra en un periodo de transición hacia la independencia". En todos ellos hay llamamientos a la comunidad internacional para que admita el proceso. Por ejemplo, se dice que "ha llegado el momento de que los países europeos que aprecian la democracia y la libertad política insten a España a negociar con Cataluña antes de que sea demasiado tarde".

"Todos aquellos que en Cataluña, España y Europa aprecian la democracia y la libertad política deben intentar garantizar que el Gobierno español no emprenda nuevas maniobras legales para intentar impedir o retrasar estas elecciones democráticas absolutamente legítimas en Cataluña, y que, por el contrario, afronte la realidad política de la situación en Cataluña y entable un diálogo y una negociación serios sobre el camino a seguir", asegura otro de los documentos.

La Generalitat utiliza los datos de las elecciones municipales del pasado mayo para concluir que en Cataluña hay una mayoría favorable a la independencia”. Así, señala que "los partidos que respaldan la autodeterminación de Cataluña vieron cómo su apoyo aumentaba de un 38% a un 45% de los votos". "Los partidos unionistas —que se oponen a la autodeterminación— vieron cómo sus votos caían de un 39% a un 32% del total", añade.

Cataluña, "absorbida" por España

Estas son algunas de las frases contenidas en el memorándum redactado por la Generalitat:

"Cataluña fue absorbida en España en contra de su voluntad"

"En la Diada enormes multitudes de catalanes dieron apoyo a su derecho a determinar su futuro político".

España "ha amenazado con atacar la lengua propia [de Cataluña] y denegado un acuerdo fiscal justo".

"CiU y ERC trabajarán juntos en el Parlamento catalán para garantizar la estabilidad mientras se concluyen las nuevas leyes necesarias para la creación de un nuevo Estado".

"El Gobierno español vetó la celebración de una consulta no vinculante amparada por la legislación catalana".

"El Estado español se propone procesar al presidente Mas y a dos de sus consejeras por apoyar esta expresión de voluntad democrática".

"La decisión del tribunal es la última de una serie de intentos del Estado español de obstaculizar las aspiraciones de independencia de Cataluña por medio de maniobras legales".

"Los resultados de las elecciones serán inequívocamente claros. Si hay mayoría a favor de los partidos independentistas, el nuevo Parlamento catalán dispondrá de un mandato legal y político para proceder a poner en práctica la hoja de ruta hacia la independencia".

"La hoja de ruta expresa la esperanza de que el Estado español aún permita la celebración de un referéndum sobre la independencia. En cualquier caso,pasados los 18 meses del proceso se celebrará un referéndum vinculante para aprobar la nueva Constitución y se concluirá así el ejercicio del derecho democrático del pueblo de Cataluña para decidir a favor de la creación de un nuevo Estado catalán".

Sobre el PSC: "Su rechazo a apoyar la autodeterminación catalana le pasó factura".

Más información