Apps contra los atascos de tráfico

El sector ambiciona un futuro sin retenciones gracias al desarrollo de ‘apps’ que informan del tráfico en tiempo real y a reformas laborales

Atasco de tráfico en Sevilla, en la operación retorno de agosto.
Atasco de tráfico en Sevilla, en la operación retorno de agosto.RAUL CARO CADENAS / EFE

Los cláxones que resuenan bajo el puente de Ventas, por donde discurre la M-30, evidencian cómo los conductores de la capital detestan el atasco que acaba de formarse a la salida de la autovía. No disfrutan, desde luego. Y eso que los barceloneses pasaron el pasado año mucho más tiempo que ellos detenidos con el coche: 25 horas de media, frente a las 22 de los madrileños y las 18 de los sevillanos, las tres ciudades más congestionadas del país; según un estudio del sector automovilístico, que trabaja desde hace años con un objetivo en la cabeza: acabar con las retenciones. Pero, ¿eso es factible?

Más información

Los expertos abren ahora la puerta a esa posibilidad. Sobre todo, a raíz del desarrollo de las aplicaciones móviles que ofrecen información del estado del tráfico en tiempo real. Más de una docena de ellas, disponibles ya en el mercado español e incluidas, en algunos casos, dentro del navegador del vehículo. Estas apps calculan la fluidez de las vías por las que pasará el coche y si existen atascos en ellas. Entonces, ofrecen alternativas más rápidas. Como hace Waze, una de las más utilizadas, basada en una comunidad de usuarios que comparte al segundo la información que envían los propios automovilistas: como accidentes, embotellamientos o controles policiales. "Es un aviso personal de unos cuantos millones de tus amigos en la carretera", vende la empresa.

Estas aplicaciones permiten ya, por tanto, esquivar las retenciones. Pero el sector ambiciona más: acabar con ellas. "Este tipo de innovación tecnológica, a 20 años vista, sí que puede tener más impacto. Ahora mismo, como mucho, solo ahorrarán un disgusto a quienes se van a meter de lleno en un atasco", explica Luis Puerto, director técnico del RACC. En esa idea insiste Ramón Ledesma, asesor de Pons Seguridad Vial: "Al final, el atasco se produce porque la gente confluye en un mismo espacio al mismo tiempo. Como en los accesos de las grandes ciudades a la hora de entrada y salida del trabajo. Ahí es donde hay que actuar".

El teletrabajo, una clave

Para ello, Antonio Lucas, portavoz del RACE, apuesta por un “cambio de las pautas de comportamiento” de los conductores. Entre otras medidas, fomentando el uso del transporte público: "En 15 metros lineales entran tres coches con tres personas. En ese mismo espacio cabe un autobús con 52", añade Ledesma, que insiste en que estas iniciativas deben llegar respaldadas por un plan nacional de movilidad. "También se puede conseguir flexibilizar los horarios de trabajo o incentivar el teletrabajo", apostilla Puerto.

Todo un mercado de 'apps'

  • Waze. "Es una de las aplicaciones más utilizadas", mantiene Monclús. Con una comunidad formada por más de 30 millones de usuarios, está disponible para Android, iPhone y Windows Phone. Es gratuita.
  • Michelin Navigation. Calcula el tiempo requerido para llegar a un lugar según el estado del tráfico en cada momento. Para Android e iPhone, es también de descarga gratuita.
  • Inrix Traffic. "Establece la ruta más rápida desde casa al trabajo: tiempos de salida recomendados, previsiones de tráfico y alertas personalizadas para cada conductor", relata la empresa. Es gratis. Para Adroid, iPhone y Windows Phone
  • DGT. Es la primera aplicación oficial de la Dirección General de Tráfico. "Puedes crear tus rutas más utilizadas para conocer las incidencias que existan en ella", sentencia la institución.

Porque estas nuevas aplicaciones aún se enfrentan a grandes barreras. En primer lugar, muy pocos usuarios las utilizan. "La app que desarrollamos nosotros se la han descargado 300.000 personas, pero solo la usan 30.000", explica el RACC. "Además, tiene que haber una inteligencia dentro del sistema para que unos vehículos se mantengan en un sitio y otros sean desviados. Si no, se formarán atascos en otros puntos", subraya Jesús Monclús, director del área de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre.

"En las simulaciones, esperábamos que una vez fuese desviado un importante volumen de tráfico a una ruta B, entonces esta vía también se congestionaría. Pero, en realidad, el sistema compensa y va creando una ruta C, D y E", explica Daniel Rolf, director de Here, una plataforma de Innovación de Servicios de Nokia que desarrolla este tipo de sistemas de navegación.

El avance de los vehículos conectados en red —capaces de comunicarse online todos entre sí y con una central de datos, enviándose su posición— resultará, por tanto, determinante. "Un gestor del tráfico, por ejemplo la DGT, podría conocer en tiempo real los flujos de vehículos y actuar en consecuencia: abrir carriles adicionales, preparar la semaforización...", dice Puerto.

Ampliar las carreteras con más carriles, coincide el sector, no es la solución. “Se crearía un círculo vicioso: aumentaría la fluidez al principio, pero después irían más coches y volverían los atascos”, sentencia Ledesma. "El futuro se escribe en clave de app. Pero deben tener otro valor añadido: que no distraigan al conductor y pongan en riesgo la seguridad", concluye Monclús.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50