Agresión en Cuenca

Fernández Díaz califica de “atentado” la agresión a la líder de Vox en Cuenca

Sequí recibió una paliza a las puertas de su casa por tres personas al grito de "fascista"

Fotografía de archivo de la presidenta de VOX en Cuenca.
Fotografía de archivo de la presidenta de VOX en Cuenca.Santiago Torralba / EFE

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha tildado de "incalificable atentado" la agresión sufrida por la presidenta de Vox en Cuenca. Díaz ha subrayado este miércoles en los pasillos del Congreso el "máximo interés" de las autoridades en el caso, que trabajarán con "la mayor diligencia" para esclarecer los hechos. El ministro ha añadido que la paliza que ha recibido este martes Inmaculada Sequí por tres personas a las puertas de su casa, es un ejemplo de "lo contrario que desea una sociedad democrática, plural y responsable", y que las autoridades están demostrando "su profesionalidad" para poder localizar y poner a disposición judicial a quienes hayan cometido este acto contra "sus ideas políticas".

Más información

Por su parte, Inmaculada Sequí ha tenido que ser sedada en la mañana de este miércoles para poder descansar por las secuelas de la agresión. Aunque Sequí, de 18 años, fue dada de alta en la tarde de ayer, "no ha pegado ojo en toda la noche" por el dolor de los moratones, según la formación derechista. Fue la propia la joven quien avisó desde el centro sanitario de que tres personas le habían pegado al identificarla cuando salía de su casa, al grito de "fascista".

"Ayer estaba más entera, pero es ahora cuando está sufriendo las consecuencias de la paliza", ha manifestado Jesús Arroyo, director de comunicación de Vox. Los servicios sanitarios no han tenido que atender a Sequí en su casa, porque su madre es enfermera y le ha proporcionado los medicamentos necesarios para que conciliase el sueño en torno a las diez de esta mañana, después de que la presidenta de la formación haya pasado toda la noche en vela.

Fuentes de Vox detallaron este martes que los tres agresores se encararon con Sequí, a la que identificaron cuando salía de su casa a las 8.45 para tomar un café en un establecimiento cercano, donde había quedado con su padre. Cuando vieron a  la joven dijeron: "Es ella". Según la formación, después rodearon a la presidenta conquense y le increparon: "Vamos a ver qué dices ahora, fascista de los cojones". Y acto seguido, comenzaron a golpearla con patadas y puñetazos sin mediar una palabra más.

Tres personas la atacaron en su casa al identificarla como líder de la formación derechista conquesa

La pelea dejó a la joven con contusiones por todo el cuerpo. Las heridas más considerables son una lesión en el pómulo y en el labio. Sequí fue ingresada en el hospital, donde le practicaron "pruebas de todo tipo", incluso neurológicas. Vox manifestó que Sequí no conocía de nada a los agresores y que no se llevaron su dinero.

El padre de Sequí denunció los hechos, y relató que la joven, pese a las lesiones y el susto, manifestó su intención de seguir en la política: "A mí no me paran con esto", aseguran que afirmó. La familia de la presidenta ha contado esta mañana en una entrevista en la Cadeba Cope que no le consta que la joven hubiera recibido amenazas previas a la agresión.

Para el padre, "es innegable" que la agresión se ha producido por la condición política de la joven, quien se presentó a la alcaldía Cuenca en las pasadas elecciones locales del 24 de mayo. El progenitor confía en la "habilidad policial" para identificar a los dos hombres y la mujer que este martes esperaron a su hija en su casa.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50