Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos llama al PSC y al PP a un eje anti secesión tras el 27-S

El partido de Albert Rivera pide el apoyo a las fuerzas "constitucionalistas"

Ciudadanos llama al PSC y al PP a un eje anti secesión tras el 27-S

Ante el desafío independentista del presidente catalán, Artur Mas, y de la lista soberanista Junts pel sí que impulsa con ERC, Ciudadanos plantea una alianza de las fuerzas “constitucionalistas” tras las elecciones catalanas del 27-S que evite un Ejecutivo secesionista. El partido de Albert Rivera pide al PSC y al PP que le apoyen en un Gobierno en minoría, ya que confía en erigirse como la lista no separatista más votada. El partido emergente excluye del acuerdo a la lista de Podemos, ICV y EUiA, Catalunya Sí que es Pot, y a Unió, a pesar de su ruptura con Mas.

Ciudadanos quiere liderar un “eje de fuerzas constitucionalistas” en Cataluña, esto es, las que apuestan por la permanencia de la comunidad en España, para impedir que los independentistas puedan formar Gobierno tras las elecciones catalanas. El llamamiento del partido de Albert Rivera se dirige al PSC y al PP, a los que les pide su apoyo si resulta la candidatura no secesionista más votada. “Nuestra intención es que si los independentistas no suman mayoría tras el 27-S, los partidos que no estamos por la separación nos apoyemos”, subraya José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y director de la campaña del partido para el 27-S.

La formación emergente, a la que las encuestas más favorables dan menos de una treintena de escaños (la mayoría absoluta está en 68 diputados de los 135 del Parlament), trabaja con el planteamiento de que mejorará ese resultado con una alta participación en los comicios. “De aquí al 27-S, lo que tenemos que hacer los partidos contrarios a la separación es movilizar a los votantes e ilusionar a la gente. Con una participación muy alta, de más del 75%, habrá sentido común, y entonces hay opciones de tener muy buen resultado”, incide Villegas. “Estamos en condiciones de disputarles el partido”, sostiene el también jefe de Gabinete de Rivera.

El partido no ofrece al PSC y al PP un Gobierno de concentración. “No somos partidarios de Gobiernos con muchos partidos, es mejor un Gobierno monocolor con acuerdos. Los tripartitos nunca han funcionado bien”, explica el dirigente de Ciudadanos, que planteará el acuerdo anti secesión aunque el partido llegue solo a la veintena de escaños, desde los nueve que tiene. “Con 20 solo sería difícil y con 26-27 ya es más factible, aunque va a ser complejo en cualquier caso. Acercándonos a los 30 escaños se dan esas opciones de Gobierno”, destaca Villegas. “Vamos a un Parlamento muy fragmentado, no va a ser necesario un número muy elevado de escaños para ser influyentes”, añade el secretario de Comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, que da por hecho que ante la “situación excepcional” en Cataluña ambos partidos estarán por el acuerdo.

El PP sí cree que es incluso “obligatorio” que su partido, Ciudadanos y el PSC lleguen a un “acuerdo de mínimos” tras el 27-S frente a aquellos que quieren “romper Cataluña de España”, según ha expresado el candidato de esa formación a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol. Pero el primer secretario del PSC y candidato, Miquel Iceta, se desmarca de esa vía. “Nosotros queremos votar a un presidente de izquierdas. Inés Arrimadas (candidata de Ciudadanos) no lo será con nuestros votos”, dijo el pasado julio en una entrevista en EL PAÍS.

Ciudadanos excluye de ese eventual acuerdo a la candidatura de Podemos, ICV y EUiA, Cataluña Sí Que es Pot, porque su cabeza de lista, Lluís Rabell, es “independentista, a menos que rectifique”, así como a Unió, que consideran situado aún “en el eje separatista”.

Más información