Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España rechaza el ingreso de Kosovo en la Unesco

Pristina queire que se vote en noviembre su candidatura a la organización de la ONU sobre Educación, Ciencia y Cultura

El primer ministro de Kosovo, Isa Mustafa (derecha) y el ministro de Exteriores (izquierda) en Pristina. Ampliar foto
El primer ministro de Kosovo, Isa Mustafa (derecha) y el ministro de Exteriores (izquierda) en Pristina. AFP

España se opondrá al ingreso de Kosovo en la Unesco, la organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura, según fuentes diplomáticas. El primer ministro kosovar, Hashim Thaçi, anunció a finales de julio su intención de pedir el ingreso en la Unesco como un paso hacia su pleno reconocimiento internacional.

España —que es con Grecia, Rumanía, Chipre y Eslovaquia uno de los cinco países de la UE que no reconoce la independencia de la exprovincia serbia, proclamada unilateralmente en 2008— deberá pronunciarse sobre las aspiraciones de Pristina, ya que forma parte del comité ejecutivo de la Unesco.

Según los estatutos de dicha organización, para que el ingreso de Kosovo pueda ser incluido en el orden del día de su próxima conferencia general, prevista para noviembre, debe recibir antes luz verde de su comité ejecutivo, formado por 58 países, de los que 33 reconocen a Kosovo.

Serbia ha iniciado una intensa campaña diplomática para oponerse al ingreso de Kosovo en la Unesco, no solo porque allanaría el camino a su reconocimiento como Estado sino también porque podría dejar en manos de las autoridades de Pristina la protección de los monasterios ortodoxos de Kosovo, que Belgrado considera cuna de su identidad nacional.

El ministro de Asuntos Exteriores serbio, Iva Dacic, envió el pasado 27 de julio una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en la que tachaba de "inaceptable" el ingreso de Kosovo en la Unesco y advertía de que este contravendría los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra de 1999. Además, aseguró que más de 174 edificios religiosos y 33 monumentos históricos han sido destruidos en Kosovo en los últimos años, así como más de 10.000 iconos robados, por lo que se preguntaba si realmente el objetivo del ingreso de la exprovincia serbia en la Unesco es preservar su patrimonio cultural.

La misiva de Dacic a Ban Ki-moon la difundió la agencia serbia Tanjug mientras el jefe de la diplomacia serbia se encontraba en Madrid, donde se entrevistó con su homólogo español, José Manuel García-Margallo. En la nota de la Oficina de Información Diplomática (OID) sobre dicha entrevista no se aludía al tema de la Unesco, pero sí a "la defensa de la integridad territorial de los Estados".