Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren tres niños portugueses de 4, 8 y 12 años en un accidente en Zamora

Los hermanos viajaban con su padre y una amiga de 12 años

Estado en que ha quedado el coche en el que viajaban los niños fallecidos.
Estado en que ha quedado el coche en el que viajaban los niños fallecidos.

Tres hermanos de nacionalidad portuguesa murieron ayer al chocar un turismo y un camión a la altura de Cerezal de Aliste (Zamora). El padre, que conducía el coche, está ingresado grave y una niña francesa de 12 años que viajaba con ellos está herida leve. El conductor del camión resultó ileso, pero muy consternado por la gravedad de lo ocurrido. El siniestro, ocurrido ayer a las 10.40 ocasionó un incendio en la carretera, que comunica Zamora con Portugal. 

Los niños tenían 4, 8 y 12 años. El padre, L. C. S. G., de 35 años y en estado grave, fue trasladado al hospital Virgen de la Concha, de Zamora. Conducía un Opel Zafira de matrícula francesa que chocó frontolateralmente contra el camión, debido, supuestamente a un despiste por el sueño. El accidente ocurrió en un tramo recto de la nacional 122, con buena visibilidad. “El camionero intentó esquivar al coche, que dio un mal volantazo cuando se percató de la situación y se fue contra él”, explicó ayer Luis Alberto Miguel Alonso, alcalde de Muelas del Pan, municipio al que pertenece Cerezal de Aliste. “Esta carretera es la vía habitual de los emigrantes portugueses que vienen de Francia y suelen hacer trayectos muy largos sin dormir...”, lamentaba el alcalde. “Es, además, un tramo de carretera nacional de 60 kilómetros entre dos autovías, que soporta mucho tráfico de vehículos pesados. Este año llevamos ya seis muertos”, se quejó Miguel Alonso.

La niña, de 12 años y nacionalidad francesa, salvó la vida y quedó ingresada en el servicio de pediatría del Virgen de la Concha; era amiga de los tres hermanos fallecidos, de iniciales S. M. G., G. M. G. y B. M. G.

El siniestro se produjo minutos antes de las 10.40 en el kilómetro 482 de la N-122, en Cerezal de Aliste. Esta vía comunica Zamora con la frontera con Portugal y la localidad lusa de Braganza a través de la comarca de Aliste. La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, que se desplazó a primera hora de la tarde hasta el hospital para interesarse por los heridos, calificó el accidente de “horroroso” por su fatal desenlace y recomendó a los conductores extremar la precaución con motivo del inicio de las vacaciones.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, trasladó sus “condolencias” a las familias de las víctimas y dijo que el Gobierno se ha puesto a disposición de las autoridades portuguesas.

El camión implicado iba cargado de neumáticos y se incendió tras la colisión, lo que ocasionó que el fuego se extendiera a una zona de pastos próxima. El conductor del camión salió sin herida alguna, pero su estado emocional experimentó un fuerte impacto debido a la gravedad del accidente. “Él hizo todo lo que pudo y fue el primero que los atendió, pero el hombre estaba muy afectado, claro”, contó el alcalde de Muelas del Pan.

Para atender a los heridos se movilizaron la Guardia Civil de Tráfico, los bomberos de Zamora y de Sayago, las emergencias sanitarias, dos ambulancias de soporte vital básico, una UVI móvil y un helicóptero medicalizado.