Garzón ve en la estrategia de Podemos errores “que ya hubo en IU”

El candidato de la federación reclama a Iglesias "generosidad" e "inteligencia política"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, recibe al líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón en una reciente visita.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, recibe al líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón en una reciente visita.MARTA PÉREZ (EFE)

El candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, reconoce en la estrategia de Podemos, que quiere concurrir en solitario, con su marca y logo, a las elecciones generales, algunos de los errores que, en su opinión, cometió en el pasado la dirección de su partido. Garzón ve "legítima" la hoja de ruta de la formación que lidera Pablo Iglesias, pero ha dejado claro este lunes que ese plan entraña "elementos de error que ya hubo en IU". Así lo ha defendido el aspirante de la federación de izquierdas en la Cadena Ser: "Había cierto conformismo, que era reflejo de una falta de ambición política".

Antes de las elecciones europeas de mayo de 2014, Iglesias llamó a la puerta de IU y, tras la negativa de la coalición, dio impulso a su proyecto político, con el que acabó logrando 1,2 millones de votos y cinco eurodiputados. Para Garzón hubo entonces en su formación "una cierta visión de que IU era el instrumento útil y de que no había nada más". Ese argumento, considera, es el que "desgraciadamente a veces ahora se escucha en Podemos".

El candidato de IU, que ya se ha mostrado dispuesto a participar en un proceso de primarias de una iniciativa de unidad popular como la que promueve la plataforma Ahora en Común, ha vuelto a pedir "generosidad" a la dirección del partido emergente. "Nadie negará que Podemos ha sido un instrumento de cambio y transformación, ha determinado la agenda política, pero estamos en una fase distinta… Hace falta no solo generosidad sino inteligencia política para llegar a transformar el país". Garzón rechazó integrarse en la lista de primarias de Iglesias y, asegura, seguirá manteniendo su proyecto de convergencia, que se inspira en el modelo de las candidaturas de Ahora Madrid y Barcelona en Comú.

El éxito de las listas encabezadas por Manuela Carmena y Ada Colau es, en su opinión, el principal mensaje de las elecciones municipales del 24 de mayo. "Vamos a mantener la mano abierta continuamente", ha aseverado "Si se puede en Cataluña", ha señalado en referencia a la candidatura Sí que es pot, apoyada por Podemos, ICV y EUiA, "por qué no se va a poder n el resto del Estado, y por qué no podemos a amenazar la propia vigencia del bipartidismo a partir de diciembre".

"Ningún tipo de chantaje"

Podemos, por su parte, no renuncia a su estrategia, que solo contempla alianzas en Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Galicia. Además, las bases del partido avalaron en referéndum esa estrategia, que descarta acuerdos estatales. El 85% de los cerca de 45.000 simpatizantes que participaron en este proceso –en torno al 12% de los más de 375.00 inscritos en la formación- apoyaron ese plan, que supone una negativa al llamamiento de IU y de Ahora en Común. Iglesias llegó a calificar esas presiones de "chantaje". Garzón, no obstante, no se siente aludido. "No me siento interpelado ni señalado por esas expresiones, que yo creo que son desafortunadas, porque nosotros no hemos hecho ningún tipo de chantaje", ha afirmado. "Si vamos por separado tendremos resultados que son suficientes para mantener grupo parlamentario, estructura política, pero serán insuficiente para el cambio", ha insistido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

F. MANETTO

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS