Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué Garzón le ha regalado un libro de Keynes a Mariano Rajoy?

La obra del economista critica la asfixia económica a Alemania tras la Gran Guerra

Alberto Garzón regala un libro de Keynes a Rajoy Ampliar foto
Alberto Garzón regala un libro de Keynes a Rajoy

Pese a las resistencias del PP, Keynes ha conseguido desembarcar en el Congreso. Tras intervenir este miércoles en el pleno, el diputado Alberto Garzón (IU) se ha acercado al presidente del Gobierno y le ha regalado un libro del influyente economista británico: Las consecuencias económicas de la paz. Dedicado, para más inri: "Para Rajoy, con la esperanza de que la razón se haga valer frente al fundamentalismo de mercado y que un mundo de justicia social se abra paso lo antes posible. Salud y república". Unas palabras que, en plena crisis griega, le sirven ya al jefe del Ejecutivo como prólogo de una obra que arranca con una sentencia contundente"La facultad de adaptación es característica de la humanidad".

Escrita en 1919, tras el fin de la Gran Guerra y la firma del Tratado de Versalles, el economista inglés criticó en esa obra las condiciones impuestas por los vencedores del conflicto bélico a Alemania, perdedor de la contienda. "Los voceros de los pueblos francés e inglés han corrido el riesgo de completar la ruina que Alemania inició; por una paz que, si se lleva a efecto, destrozará para lo sucesivo —pudiendo haberla restaurado la delicada y complicada organización ya alterada y rota por la guerra, única mediante la cual podrían los pueblos europeos servir su destino y vivir", escribió John Maynard Keynes, vaticinando una segunda guerra que apenas tardaría unos años en sucederse. 

El periodista Joaquín Estefanía ya explicaba a principios de este año en un artículo de EL PAÍS cómo esa idea puede recuperarse para analizar la actual crisis de Grecia: "[Keynes] criticó con mucha dureza el Tratado de Versalles porque las condiciones en el pago de las deudas eran imposibles de abordar [...]. Terrible premonición ante la miopía de los ambiciosos; poco más tarde llegaron los nazis y comenzó la Segunda Guerra Mundial". Una situación que no se repitió tras concluir el conflicto bélico de la década de los cuarenta. "En 1953, 25 países acreedores (los más grandes, pero también Grecia o la paupérrima España de Franco, que todavía no había logrado superar los niveles de producción de antes de la Guerra Civil) firmaron una quita del 62% de las deudas contraídas por el país germano. Esa reestructuración fue clave para que Alemania volviese a ser una gran potencia. En octubre de 2010, 57 años después, Alemania terminó de pagar la deuda pendiente", recordaba Estefanía.

La dedicatoria de Garzón a Rajoy en el libro de Keynes
La dedicatoria de Garzón a Rajoy.

Keynes, que defendía políticas fiscales expansivas durante las etapas de crisis, participó en la Conferencia de Paz de París organizada tras la Gran Guerra. "Pero dimitió de su cargo por no estar de acuerdo con las exigencias en que debían cumplirse las compensaciones, llamadas reparaciones de guerra. Keynes había reiterado en vano que estaban calculadas por exceso y que su exigencia provocaría una inflación", explica Eduardo Escartín, profesor de la Universidad de Sevilla. El economista británico llegó entonces a calificar la paz como "cartaginesa, injusta e imposible".

Y esa opinión recogida en el libro Las consecuencias económicas de la paz, como se esforzó en reiterar Keynes, no se escribía "bajo la influencia de Londres". "Está escrita por alguien que, aun siendo inglés, se siente también europeo, y que por razón de una reciente experiencia, demasiado viva, no puede desinteresarse del ulterior desarrollo del gran drama histórico de estos días que ha de destruir grandes instituciones, pero que también puede crear un mundo nuevo", sentenciaba.

Más información