Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La propuesta de reforma electoral, rechazada por todos los grupos

La reforma de la ley que promueve el PP no pasará del intento de forzar el debate

La propuesta de reforma electoral, una de las conclusiones de la Conferencia Política del PP, ha chocado ya con el rechazo de todos los demás grupos parlamentarios. La proposición de ley del PP para favorecer que gobierne la lista más votada en el Congreso no pasará del intento por forzar el debate por falta de consenso y por falta de tiempo para tramitarla.

Rafael Hernando, portavoz del PP, anunció que la próxima semana se registrará en la Cámara. Si todo va según los plazos normales el debate no se iniciará hasta el mes de septiembre, a poco más de un mes de la disolución de las Cortes. Hernando asegura que se trata de que todos los grupos se retraten, pero no podrá pasar de ahí.

En todo caso, el PP tiene mayoría suficiente para sacarla adelante en solitario, pero ha condicionado la aprobación a que haya consenso. Y no lo hay según han dejado ya claro los grupos parlamentarios. El PSOE entiende que no se debe cambiar la ley a pocos meses de las generales. El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Hernando, asegura que el PSOE está "dispuesto" a abordar una "reforma en profundidad de todos los temas" de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), pero tras las elecciones generales de otoño.

De hecho, los socialistas han manejado propuesta para ayuntamientos como la de incluir las dos vueltas, pero entienden que ahora no debe abordarse.

La posición del Gobierno la expresó la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, quien dijo en Cuatro que este es un "buen momento" para plantear este asunto y defendió la pertinencia de la propuesta del PP de establecer en las municipales una prima mayoritaria en el caso de que se consiga un porcentaje de votos superior al 35 % y, si no, una segunda vuelta.

Otros como el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, rechazó la intención del Gobierno de reformar la ley electoral porque considera que es una "forma de distraer el debate" de cara a las próximas elecciones generales.

Tendrá que ser en la próxima legislatura y previsiblemente con mayorías diferentes cuando se aborde el debate sobre la reforma de la ley que regulará las municipales de 2019.

Hace un año el PP empezó a plantear esta reforma legal, a un año de las elecciones municipales. No lo llegó a presentar formalmente entonces cuando sí había tiempo suficiente para tramitarlo.

La reforma que plantea el PP le hubira permitido mantener la mayoría de las capitales de provincia tras las pasadas elecciones municipales.