Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos aterriza en el Senado... y no descarta pedir su cierre

Diez años después de su fundación, el partido de Rivera consigue sus dos primeros representantes y aspira a formar grupo propio para influir en la reforma de la Cámara

Tomás Marcos, junto a Marta Marbán e Ignacio Aguado, también diputados autonómicos de Ciudadanos por Madrid.
Tomás Marcos, junto a Marta Marbán e Ignacio Aguado, también diputados autonómicos de Ciudadanos por Madrid.

Tomás Marcos (Madrid) y Luis Crisol (Comunidad Valenciana) serán los dos primeros senadores en la historia de Ciudadanos. Para el partido, que se estrena en la Cámara proponiendo una reforma que podría acabar en cierre, no es una cosa cualquiera. Al contrario que Podemos, una formación de nuevo cuño que ahora también celebra su primer representante, el equipo de Albert Rivera llevaba diez años esperando este momento. Lo que no consiguió con la representación alcanzada en Cataluña (nueve diputados que no le dieron derecho a ningún senador) lo logra ahora como premio a su proceso de expansión nacional, que le ha visto lograr representación en once de los catorce Parlamentos autonómicos en juego en 2015. 

"El objetivo es conseguir grupo propio tras las elecciones generales", explicó Marcos sobre los diez senadores que tiene la formación como meta de mínimos. "Así influiremos en la reforma de la Cámara para que se convierta en un instrumento útil para la ciudadanía, no en un instrumento para colocar a los 'ex' de los dos grandes partidos", añadió. "Si esto no funciona, a lo mejor hay que echar el candado y hacer otra cosa más útil, porque el Senado parece un cementerio de elefantes en el que no se da la opción de que se ejerza el talento", recalcó. "El Senado no puede ser lo que es hasta ahora. O lo cambiamos, o lo cerramos. Si no sirve para nada, nos ahorramos el dispendio". 

Como adelantó EL PAÍS, Rivera acaba de formar una Comisión de reformas institucionales que incluye a juristas del máximo prestigio, como Francesc de Carreras, Francisco Sosa Wagner o Elisa de la Nuez. Uno de sus objetivos es repensar el papel del Senado como Cámara de representación territorial, dotándola de contenido y abriendo la posibilidad de trasladarla fuera de Madrid. Nadie descarta, además, que la propuesta final pase por el cierre total si no se alcanza el consenso con el resto de partidos.

"Pero el PP y el PSOE han tenido 20 años para hacer reformas de calado", argumentó Marcos. "No las han hecho... Y esto no tiene que servir para un proyecto de partido, sino para un proyecto de país. Hay que olvidar la aritmética electoral y pasar a la social".

Nuevas expulsiones de concejales

J. J. M.

Según pudo saber EL PAÍS, el total de 16 concejales expulsados de Ciudadanos por no respetar la disciplina de partido podría crecer en las próximas horas.

Así, la dirección del partido valora ahora el caso de sus dos representantes en Seseña (Toledo), que propiciaron el gobierno del PP con su abstención y entraron a formar parte del Ejecutivo, con el correspondiente sueldo. No son los únicos concejales del partido de Albert Rivera que sabrán en los próximos días si su destino está dentro o fuera de las filas del partido: los de Calvià, por ejemplo, también están en el radar de la dirección nacional, según confirmaron fuentes de la Ejecutiva. 

Más información