Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 500 cargos de Podemos buscan parar las primarias

Teresa Rodríguez, el alcalde de Cádiz, Miguel Urbán, Lola Sánchez y dirigentes territoriales firman la petición para convocar una consulta

Teresa Rodríguez, el sábado en Cádiz. Ampliar foto
Teresa Rodríguez, el sábado en Cádiz. EFE

Más de 500 cargos autonómicos, municipales e internos de Podemos buscan parar las primarias convocadas el martes pasado por la dirección. A las resoluciones aprobadas por varias direcciones autonómicas se ha sumado la iniciativa llamada Podemos es participación, una recogida de firmas que reclama someter a consulta popular el reglamento avalado por el Consejo Ciudadano estatal. Entre los firmantes figuran la líder del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez, el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, los eurodiputados Miguel Urbán y Lola Sánchez, y personalidades del mundo de la cultura vinculadas a Podemos como el actor Alberto San Juan y el cantante Nacho Vegas.

Las cúpulas de Aragón, Comunidad de Madrid, Baleares, Asturias y Euskadi han rechazado abiertamente el reglamento, sobre todo porque llevará —a través de la circunscripción única— a presentar una lista al Congreso con candidatos cuneros (llegados de otras provincias). La andaluza Teresa Rodríguez lideró la oposición de los críticos, pero finalmente el Consejo Ciudadano que encabeza se dividió y no logró sacar adelante una resolución crítica con el reglamento. La propia Rodríguez renunció a utilizar su voto de calidad para desbloquear una situación de empate.

No obstante, el manifiesto que ahora suscribe no solo cuestiona la circunscripción única sino que discrepa de la estrategia de confluencia de la dirección. El texto, que defiende un modelo que “apueste por la elección territorializada de los candidatos y candidatas y con un sistema electoral proporcional”, pide una consulta “porque esta convicción recorre a toda la organización, sus círculos y consejos”. Aunque no menciona expresamente esa posibilidad, los estatutos de Podemos contemplan la convocatoria de una consulta ciudadana de carácter vinculante si la solicitan "un 10% de los inscritos en Podemos o un 20% de los círculos validados". Esta convocatoria necesitaría, por tanto, 37.000 firmas. 

“Necesitamos unas primarias que abran un plazo razonable que permita discutir con otras fuerzas sociales y políticas sin caer en una suma de siglas o de aparatos”, prosigue el manifiesto, que plantea una cuestión de sensibilidad territorial. “Necesitamos unas primarias que conformen las listas en virtud de criterios de cercanía, ya sea a escala provincial o autonómica, potenciando la relación de los inscritos con sus candidatos y candidatas, mejorando la implantación territorial y necesaria para ganar las elecciones”.