Más de la mitad de los niños que viven con madres solas, en riesgo de pobreza

Save the Children pide ayudas sociales concretas como ampliar el permiso de maternidad

Vídeo: save the children

"Tengo dos hijos a mi cargo. Mi situación económica es desastrosa, no tengo trabajo y solo tengo la pensión que me pasa mi marido: 300 euros al mes. Con ese dinero tengo que pagar piso, agua, luz, colegios...", cuenta a la cámara Manuela Macías, de 52 años, residente en Valencia. El testimonio de sus dificultades para sacar adelante a sus hijos forma parte de un informe presentado hoy por Save the Children que concluye que más de la mitad de los niños que viven con sus madres solas están en riesgo de pobreza.

Más información
Uno de cada cuatro hogares está formado por una sola persona
Casi 700.000 hogares carecen de cualquier tipo de ingreso
Las familias monoparentales aumentan un 20% en tres años y alcanzan el 7%
Uno de cada diez hogares no puede mantener la temperatura adecuada
2,4 millones de españoles aseguran no poder pagar los medicamentos

En Más solas que nunca, esta organización denuncia que los hogares monoparentales son los que soportan las tasas más altas de pobreza infantil en España y que falta de oportunidades laborales y la dificultad para pagar la vivienda les condiciona especialmente. Son hogares azotados también por la conocida como pobreza energética, la imposibilidad de mantener a temperatura adecuada la casa

La tasa de pobreza en los niños que viven con sus madres solas es de un 54%, 12,5 puntos porcentuales más que el conjunto de la población infantil y el doble que el total de la población, concluye el informe. Un 65% de las mujeres de hogares monoparentales afirma tener dificultades para llegar a fin de mes. Al menos tres de cada cuatro madres solas ha tenido que reducir gastos fijos de la casa y el 37,8% no puede mantener el hogar a la temperatura adecuada.

"Estas madres tienen que hacer frente sin ayuda a todas las responsabilidades familiares, en su situación se hace muy difícil conciliar la vida familiar y laboral. En este caso, las políticas de empleo por sí solas son insuficientes si no van acompañadas de medidas sociales concretas que permitan y favorezcan la conciliación y el cuidado adecuado de sus hijos", afirma Andrés Conde, director general de Save the Children.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los hogares monoparentales han aumentado, según una encuesta reciente sobre la composición de los hogares españoles del Insituto Nacional de Estadística (INE). Están integrados mayoritariamente por madre con hijos (1.450.400, el 82,7% del total, frente a 304.200 de padre con hijos). El número de hogares formados por madre con hijos ha crecido un 2,7% en un año, mientras que el de padres con hijos lo ha hecho un 3,2%. En conjunto, han crecido un 2,7% respecto a 2013.

"Estas familias están sometidas a un mayor riesgo de pobreza o exclusión social, no sólo por su situación económica, sino también por factores como el empleo, la vivienda, la salud o la red de apoyo", señala Save the Children. La falta de oportunidades laborales condiciona especialmente a estos hogares. Más de la mitad de las madres solas no trabaja, frente al 69,9% de los hogares con hijos en los que al menos un progenitor tiene trabajo.

Lo cuenta Manuela en el vídeo que acompaña al informe: "Estoy buscando trabajo pero me hago mayor y las empresas no quieren a mujeres mayores. De vez en cuando trabajo en un bar poniendo bocadillos o cuido a la hija de una vecina".

La precariedad económica incide directamente sobre la salud, tanto de las madres como de los hijos, recuerda el informe. Más de una de cada cuatro madres solas manifiesta que ha dejado de comprar medicinas o seguir un tratamiento por no poder pagarlo. Una encuesta reciente del Ministerio de Sanidad y el CIS determinó que el 5,2% de los españoles asegura no poder pagar los fármacos que le receta el médico

Más permiso de maternidad

Save the Children reclama al Gobierno y a las administraciones públicas medidas sociales concretas que permitan a estas madres sacar adelante a sus hijos: que se amplíe la deducción por maternidad para madres solas en riesgo de exclusión con hijos menores de tres años, independientemente de que la madre trabaje o no y se incremente la prestación económica por hijo a cargo o menor acogido hasta los 150 euros mensuales.

La organización también reclama proteger a los niños frente a desahucios y desalojos por ley, y que se considere a estas familias como colectivos beneficiarios de ayudas al alquiler y como miembros prioritarios en el acceso a viviendas protegidas. Asimismo, aconseja crear una prestación por maternidad no contributiva para madres en activo sin recursos que no hayan trabajado nunca y que se amplíe el permiso de maternidad hasta un año, entre otras cuestiones.    

Sobre la firma

e. g. sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS