Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morenés: “Los que fuimos a combatir a Afganistán ahora están en Libia”

Entrevista con el ministro de Defensa en el primer Día de las Fuerzas Armadas de Felipe VI

Pedro Morenés, durante la entrevista.
Pedro Morenés, durante la entrevista.

Las estrecheces presupuestarias del Ministerio de Defensa no solo se reflejan en la austeridad con la que hoy celebra el Día de las Fuerzas Armadas, el primero del rey Felpe VI, con un presupuesto de 140.000 euros, similar al del año pasado pero inferior en un 90% al de hace un lustro. También en los retratos low cost de los últimos ministros colgados en la planta noble del departamento (con la notable excepción de José Bono) y en el hecho de que Morenés aún no disponga de un cuadro digno del actual Mando Supremo de las Fuerzas Armadas para sustituir en su despacho al de su antecesor.

Pero las urgencias de Pedro Morenés Eulate (Las Arenas, Vizcaya, 1948) no están en el arte de la pintura, sino en el de la guerra: evitar que el siniestro de un avión A400M, el pasado 9 de mayo en Sevilla, cause un daño irreparable a la industria militar española; firmar cuando antes el acuerdo sobre la base de Morón, pese al accidente del secretario de Estado norteamericano, John Kerry; o preparar la misión de la UE contra la inmigración ilegal en el Mediterráneo; con los ojos puestos en la crisis del Libia, la mayor amenaza para la seguridad de España.

Pregunta. ¿Cuándo autorizará Defensa la reanudación de los vuelos de prueba de los A400M?

El lunes hemos citado a Airbus para reanudar los vuelos de los prototipos del A400M"

Respuesta. La CITAAM [Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares] aún no ha entregado el informe a la juez, que es la que debe determinar lo que ha sucedido, pero con la información disponible, una vez levantado el secreto del sumario, hemos citado el próximo lunes a la empresa [Airbus Defence & Space] para plantearle una serie de cuestiones que nos permitan dar ese certificado con todas las garantías. Si las respuestas son positivas se reanudarían los vuelos de prueba de los prototipos que están parados y a partir de ahí ya se irían autorizando los restantes. Se trata de permitir a la compañía implementar las correcciones que considere oportunas y seguir funcionando, que es lo que queremos.

P. Airbus ha reconocido que fallaron tres motores, lo que apunta al software de control del sistema de propulsión.

R. Nosotros no vamos a adelantar acontecimientos. Es verdad que las evidencias parece que van en esa dirección, pero tenemos que atenernos a las conclusiones de la CITAAM, que no tardarán demasiado. La noticia más importante es que se va a saber lo que ha ocurrido, que hay solución, que nos la tiene que dar la compañía y que la compañía está en condiciones de resolver el problema. Hay que entender que aquí hay una empresa que ha tenido un accidente tremendo, no lo ha tenido ni España ni Francia ni Alemania…

Me parece imprudencia que directivos de la compañía culpen del accidente a la planta de Sevilla"

P. Sin embargo, altos cargos de Airbus han señalado a la planta de Sevilla como responsable del accidente…

R. Me parece una imprudencia y también una falta de respeto dentro de la propia compañía: como dijo Fernando Alonso [presidente de Airbus España y director de la división de aviones militares]:  Éste no es un problema de Sevilla, Toulouse o Hamburgo, sino de Airbus. Si a esta compañía le ponemos banderitas, nos la cargamos. La responsable de sus productos es la empresa en su conjunto, independientemente de dónde los produzca. Le recuerdo que en Sevilla solo se fabrica el 10% de lo que se monta y en este mismo despacho, hace dos años, el señor [Thomas] Enders [CEO de Airbus] me dijo que estaba desarrollando sus capacidades en España por la excelencia de nuestra capacidad productiva. Yo me quedo con eso.

P. España ya estaba perdiendo peso en Airbus antes del accidente del A400M...

R. Es verdad que la presencia pública en Airbus, no solo de España sino también de Francia y Alemania, ha perdido fuerza, por tener una participación menor en el accionariado y por la voluntad de los gobiernos de no interferir en una empresa privada que cotiza en bolsa. Eso es bueno desde el punto de vista empresarial, pero Airbus debe tener claro que tiene que cuidar la relación con los Estados, que no sólo son accionistas sino clientes, financiadores de la I+D e incluso promotores comerciales.

P. El accidente de Kerry ha dejado en el aire la rúbrica del acuerdo sobre la base de Morón. ¿Cuándo se firmará?

R. Tenemos que hacerlo inmediatamente, en las dos próximas semanas como máximo, la semana que viene a ser posible, porque luego tiene que aprobarlo el Parlamento. Debo reconocer que el Partido Socialista ha tenido una actitud de comprensión hacia un asunto que afecta a la seguridad nacional...

El acuerdo con EE UU debe firmarse de inmediato. La  semana que viene si es posible"

P. ¿Ha hablado con Susana Díaz?

R. He hablado con bastantes miembros del Partido Socialista cuya identidad no voy a revelar.

P. ¿Está garantizada la creación de empleo en Morón?

R. El aumento del personal estadounidense y las inversiones generarán empleo, porque hay que hacer obras y hay más gente a la que atender. ¿Está cuantificado? No. ¿Está garantizado que son 500 o 600? No. Pero se han sentado las bases para que eso ocurra. ¿Por qué no se pueden comprometer los norteamericanos? Porque tienen las mismas constricciones presupuestarias que nosotros.

Garantías de empleo en Morón no hay, pero sí de mayor uso de la base e inversiones por 29 millones"

P. ¿Hay garantía al menos de que no habrá nuevos ERE? Ya van tres en los últimos años…

R. Supongo que incluye usted el ERE de 2010, que fue el más grande que ha tenido Morón, con algunos problemas añadidos que no voy a citar... Garantías no hay, lo que hay es un aumento del uso de Morón y obras por 29 millones de dólares. Esa es la mayor garantía, pero nadie va a firmar que no va a tener que hacer un ERE. Déjeme que subraye que la presencia de EE UU en Morón tiene una importante componente local, pero la seguridad nacional es lo primero y está radicada en la nación.

P. ¿El Gobierno español controlará todas las operaciones que se hagan desde Morón?

R. El convenio dice que las operaciones que tengan carácter excepcional serán consultadas con el Gobierno español...

P. España ha anticipado que aportará un buque con helicóptero y un avión de patrulla marítima a la operación de la UE para luchar contra la inmigración ilegal en el Mediterráneo...

R. Le voy a corregir...

P. Lo dijo un colega suyo...

R. Lo sé. Se ha avanzado que podríamos ofrecer unas capacidades que entendemos podrían ser útiles... pero también podrían ser otras. ¡Claro que España va a contribuir! Pero si me pregunta cómo, no puedo contestarle. Puede que ésas que ha citado sean las más eficientes para una primera fase, a lo mejor luego no. Depende de hasta dónde lleguemos.

P. ¿Dónde desembarcarán a los inmigrantes que rescaten?

R. Por ahora, en el puerto más cercano. De eso se está hablando ahora... La Comisión Europea ha propuesto unos cupos [de refugiados], que han sido muy cuestionados.

P. ¿Cuáles serán las normas de enfrentamiento? ¿Hasta qué punto se puede utilizar la fuerza? Primero, en aguas internacionales; luego, en Libia.

R. Libia es un Estado soberano, al margen de quién mande allí. Aunque luego ha matizado, el Gobierno de Tobruk, que es el reconocido internacionalmente, ante la voluntad europea de intervenir en aguas libias o destruir embarcaciones en sus playas, ha dicho que de ninguna manera... Le voy a poner un ejemplo. En Somalia decidimos que había que destruir los campamentos de los piratas. Solo se hizo una vez. ¿Sabe por qué? Porque teníamos unas reglas muy estrictas: no podíamos poner en riesgo vidas ni medios de subsistencia... Así que estos señores les dieron la vuelta a los botes para que no supiéramos si debajo había alguien durmiendo la siesta. Cuando preguntas a los militares si tienen determinadas capacidades, te responden: las tenemos, otra cosa es cómo nos dejen usarlas...

Para ir más allá del salvamento marítimo debemos tener legitimidad internacional"

P. Y en aguas internacionales. ¿Con qué normas actuarán?

R. Con la propia ley del Mar, que te obliga a rescatar a las personas en riesgo de naufragio, lo que es evidente en todas y cada una de esas embarcaciones. Vamos allí a paliar, en la medida de lo posible, el horror que está sucediendo. Y corremos riesgos... de accidente, de exponernos a la crítica de la opinión pública, pero no podemos consentir lo que está pasando delante de nuestras narices. Ni siquiera sabemos cuántos ahogados van ya...

P. ¿Abordarán los barcos que trafican con inmigrantes?

R. Eso es una misión policial. Para intervenir embarcaciones que navegan por aguas libres, más allá del salvamento marítimo, debemos tener un mandato de la comunidad internacional, adopte la forma que adopte, a ser posible de Naciones Unidos. Ya hay una serie de normas que te permiten hacerlo con barcos que no llevan pabellón, pero para intervenir una organización internacional debe tener una legitimidad, lo que no caben son unilateralidades.

No hay un coalición contra Daesh en Irak o en Siria, sino contra Daesh a secas, en cualquier lugar"

P. Mientras no se tapone ese agujero negro que es Libia...

R. Libia es lo que más nos preocupa a todos... Todas las rutas que vienen del África subsahariana desembocan en Libia. ¿Cuándo vamos a...? Ahí hay una persona intentándolo, Bernardino León [enviado de la ONU], ahora parece que las facciones se han unido contra el Daesh [Estado Islámico], eso es una buena noticia, pero mientras no tengamos un Gobierno legítimo o por lo menos estable...

P. ¿Habrá intervención en Libia?

R. Nosotros fuimos a Afganistán para impedir que todo aquello viniera para acá, estamos en Irak, Mali o Somalia con el mismo objetivo. Y ahora lo tenemos aquí al lado. Algo habrá que hacer… Se lo pregunté a [Federica] Mogherini [Alta Representante de la UE] en Singapur [el pasado fin de semana] y me dijo: parece mentira pero todavía hay países que ponen reparos. Piense en Siria. Llevamos cuatro años viendo cómo se masacran con un Consejo de Seguridad bloqueado por los vetos. Este es el mundo que nos ha tocado vivir.

P. Italia ha propuesto, y España ha apoyado, que la coalición contra el Estado Islámico amplíe su campo de actuación a Libia…

R. Es que no hay una coalición para luchar contra Daesh en Irak o en Siria, hay una coalición para luchar contra Daesh a secas. Si el Califato se extiende a Libia, la coalición tendrá que tomar sus medidas…

P. ¿Daesh está ganando la batalla?

R. Yo creo que no va a ganar, pero ha elegido un terreno durísimo para dar la batalla, donde las últimas acciones de Occidente no han sido precisamente gloriosas.

P. ¿Fue un error derrocar a Gadafi?

R. Me resisto a juzgar las cosas a toro pasado. La lección de las intervenciones militares es que no se pueden dejar los objetivos a medio cumplir.

"La pitada al himno daña la imagen del pueblo catalán"

M. G.

Pregunta. Usted ha dicho que España debe aspirar al mando en aquellas operaciones en las que participa. ¿Se refería al Líbano?

Respuesta. Sí. Hemos ofrecido la candidatura española para tomar el mando. Es importante y, en cierto modo, un homenaje al cabo Soria, que perdió la vida allí.

P. ¿Se da por zanjada la muerte del cabo Soria? Siempre que hay una muerte violenta debe haber una investigación judicial, no solo administrativa. Y Israel no está dispuesto a hacerla.

R. La familia tiene toda la legitimidad para hacer lo que le parezca oportuno, pero lo que digo es que Israel lleva 67 años en conflicto y es la primera vez que asume su responsabilidad, paga una indemnización y acepta una investigación conjunta.

P. ¿Para cuándo el anunciado protocolo contra el acoso sexual en las Fuerzas Armadas?

R. Está hecho y presentado a otras sensibilidades políticas. Tenemos que matizarlo. Se ocupa de la prevención y de las consecuencias de los actos. El principio es tolerancia cero, prevención y vigilancia total. Tiene que haber formación y responsabilidad personal. Pero no hagamos de esto la categoría, cuando es la excepción. Un respeto a las Fuerzas Armadas.

P. ¿Hay que sancionar a quienes pitan al himno nacional?

R. Yo creo que la sanción más dura para quien pita al himno nacional delante del mundo entero es precisamente que le vean. La democracia está fundamentada en el respeto al otro. Esto no funciona sólo con la ley ni sólo con el voto, funciona con una ciudadanía respetuosa con los sentimientos de los demás. Hay países que condenan con la ley estas conductas, yo lo que creo, independientemente de lo que el Gobierno y el Parlamento decidan luego, es que [la pitada] le hace un flaco servicio a la imagen del pueblo catalán que no se merece.

Más información