Bauzá tiende la mano al PSOE contra “la extrema izquierda”

El presidente balear en funciones desafía al PP con su congreso de septiembre

Bauzá, en la noche electoral del 24M.
Bauzá, en la noche electoral del 24M.M. DIEZ (EFE)

José Ramón Bauzá, presidente en funciones del Gobierno balear, y formalmente líder dimisionario del PP ha tendido la mano este miércoles al PSOE de Francina Armengol para evitar que entre el Gobierno “la extrema izquierda”, la probable alianza política que los socialistas gestan con Podemos y MÉS.

Bauzá dijo que dejaba el liderazo del PP y que en setiembre se celebraría un congreso extraordinario abierto a todos los militantes. En la dirección nacional le ordenaron que aplazara la cita abierta hasta pasadas las elecciones generales de noviembre. Es una norma dictada y repetida por tres veces para todas las regiones en las que el partido tiene problemas de fugas y dimisiones. Bauzá, no obstante, mantiene la rebeldía y el congreso será antes de las elecciones generales, si no hay adelanto: “Me comprometí, así lo dije, y será después del verano –de acuerdo con las estructuras del partido”.

El PP, primer partido balear en las urnas, no tiene margen de maniobra para formar Gobierno a la derecha o en el centro liberal. Tiene 20 escaños y la mayoría está en 30. La izquierda suma 34 y sin definir, cerca del PP, están Ciudadanos (2 diputados) y el Pi (3 escaños).

Bauzá repite la oferta de pacto a dos PP-PSOE (mayoría hipotética de 34, también) consciente de que no tiene fuerza suficiente ni apoyos en el Parlamento. El PP quedará en la oposición, posiblemente, en los cuatro consejos insulares y en los grandes Ayuntamientos: Palma, Ibiza, Mahón, Ciutadella, Calvià, Inca, Manacor, Sant Josep.

El hasta ahora líder del PP en Balares fue elogiado en su día por Mariano Rajoy por afrontar la etapa escandalosa en el partido después de Jaume Matas y lograr en 2011 un hito electoral muy destacado. Bauzá ha liderado al PP desde 2010 y en 2014 –desde la hegemonía política, con la mayoría absoluta más amplia. El 24M sufrió un fiasco de magnitud geológica que sus críticos internos le reprochan en público: nunca el PP balear tuvo tan poco poder e influencia desde los años ochenta.

El presidente Bauzá reapareció en público este miércoles, a los nueve días de renunciar al liderazgo del PP el día 26 de mayo, tras constatar que no tenía posibilidad de seguir en el Gobierno ni al frente del partido porque en sus filas se alzaban –a la cara– quienes le cuestionaban por su estilo y línea política. Tras perder 15 de sus 35 diputados de 2011 no había defensa posible.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS