Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre por matar a su esposa a golpes en Sevilla

El juez acuerda encarcelar al detenido por los hechos ocurridos en Alcalá de Guadaíra

Concentración silenciosa de repulsa contra la violencia machista en Alcalá de Guadaíra. Ampliar foto
Concentración silenciosa de repulsa contra la violencia machista en Alcalá de Guadaíra.

A las dos y media de la madrugada, M. C. M., de 52 años, realizó una fatídica llamada a un familiar: "He hecho una cosa muy grave". Así le informaba de que había matado a golpes a su parejaMaría del Águila P.H. La policía acudió de inmediato al domicilio, en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, halló el cadáver de la mujer con evidentes signos de violencia, y procedió a la detención del hombre. Posteriormente, el titular del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer de Alcalá ha acordado la prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el hombre. "Tras escuchar su declaración, y a petición de Fiscalía, el juez ha ordenado la prisión de este hombre, imputado por un presunto delito de homicidio", ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La pareja, con dos hijas mayores de edad, residía en la calle Combate de los Castillejos de esta localidad sevillana, limítrofe con la capital andaluza. Según confirmaron los agentes, fue la llamada del familiar del agresor la que les puso en alerta. El Ayuntamiento de la localidad ha decretado un día de luto por el suceso, ya luce las banderas municipales a media asta y ha cancelado durante el día la celebración de la feria local, que comenzaba este miércoles.

El suceso ocurrió de madrugada. Una tremenda paliza del agresor acabó con la vida de la mujer, de 50 años de edad y que, según las primeras investigaciones policiales, acabó en el cuarto de baño. Allí hallaron el cadáver con signos evidentes de haber sido golpeada de forma reiterada contra un lavabo. 

El Cuerpo Nacional de Policía ha confirmado que se trata de un caso de violencia de género y con antecedentes, ya que la mujer había denunciado a su esposo y supuesto agresor en el año 2008, pero no se llegó a tomar ninguna medida contra él. Fuentes municipales detallan que esa denuncia de 2008 se debía a un acto violento del marido de María del Águila en el ámbito familiar, por lo que en ese caso, previsiblemente, no atacó a su mujer. Al Instituto Andaluz de la Mujer, no le consta que la víctima fuera usuaria de sus servicios de protección.

Según una nota del TSJA, la agresión de 2008 "podía haber sido considerada un delito de lesiones". "En aquella ocasión, tras acogerse a su derecho a no declarar, María del Águila retiró la denuncia y se solicitó el archivo de las actuaciones, acción que hubo que llevar a cabo al no disponer el juez declaraciones, pruebas o indicios para investigar si había habido o no un hecho delictivo por parte de este hombre", informa el TSJA.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Carmen Cuello, ha destacado "la gravedad de un problema social que mata, que tiene su origen en el machismo y que precisa de una intervención global inmediata desde todos los ámbitos de la sociedad". Cuello ha reclamado la creación "urgente de una alerta social constante" y un pacto de Estado en este ámbito, como reclamó la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Cuello ha explicado que la violencia de género "es la manifestación más extrema" de la desigualdad hacia las mujeres, por lo que ha pedido a las instituciones y a "toda la ciudadanía" en general que expresen su rechazo no solo a la violencia de género, sino también al machismo.

Asimismo, ha advertido de que "cualquier mujer puede convertirse en víctima, y cualquier hombre en agresor", desde el momento en el que asume un rol de dominación y poder machista en su relación con una mujer, por lo que ha animado a todas las personas a "eliminar" en su vida "toda actitud machista que contribuya a perpetuar, consentir o justificar" la desigualdad hacia las mujeres y la violencia de género en la que deriva dicha desigualdad. Cuello ha asistido en la mañana de este miércoles a una concentración silenciosa de repulsa contra la violencia de género en la localidad de la fallecida, a la que también han acudido Verónica Pérez, secretaria general del PSOE de Sevilla, y el alcalde en funciones de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, que ha condenado el hecho y ha recordado la importancia de las denuncias. Las víctimas pueden llamar de forma gratuita y sin dejar rastros al 016.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha condenado también el caso y ha abogado por mejorar la coordinación entre instituciones. "Se trata de compartir toda la información necesaria para controlar los episodios de violencia de género que se registran en Andalucía, y poder así actuar para prevenir males mayores", ha enviado en una nota, que indica que hasta el momento son 108 los municipios andaluces, 12 de la provincia de Sevilla, los que han firmado el acuerdo de colaboración con el Ministerio del Interior para la incorporación de los Cuerpos de Policía Local al Sistema Integral para controlar la violencia de género Viogen.

La consejera de Igualdad en funciones, María José Sánchez Rubio, ha calificado el suceso como una "noticia terrible" y "totalmente incomprensible" y ha recordado también la importancia de una intervención de toda la sociedad y la adopción de un pacto social contra la violencia de género que englobe a todos los sectores, para lograr una concienciación de todos "especialmente de las nuevas generaciones". Y el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, también ha condenado el asesinato, a través de Twitter. "En la lucha contra la violencia machista debemos actuar unidos y sin fisuras", ha escrito. La secretaria de Igualdad y Equidad del PSOE de Andalucía, Elena Ruiz, también ha destacado que “urge un Pacto nacional para erradicar esta lacra social”.

Con este nuevo homicidio, en el año 2015, se han registrado 14 víctimas mortales por violencia de género en España, de las cuales cuatro murieron en Andalucía. La Comunidad Valenciana, con cuatro víctimas mortales, es la otra región que registra el mayor número de casos, seguida de Cataluña, donde se han dado dos casos. Otro caso ocurrido en la Comunidad Valenciana está pendiente de investigación. El pasado año se computaron 54 muertes por machismo y hay aún tres por determinar si entran en este balance. Uno de ellos sigue abierto en San Roque (Cadiz).

El pasado 20 de mayo, un hombre, cuya identidad no ha sido revelada, fue detenido después de atropellar a su expareja cuando esta salía de la comisaría de policía de Camas (Sevilla) tras denunciarle por malos tratos. El último caso registrado de asesinato de género se produjo el pasado 15 de mayo en Villaviciosa de Odón (Madrid). Un hombre asestó dos puñaladas mortales a su esposa, de 41 años, que tampoco había presentado denuncias.