Un niño muere apuñalado por la pareja de su madre en Torrevieja

El presunto asesino tiene antecedentes de violencia con cuatro exparejas, según el Tribunal Superior de Justicia de Valencia

Un niño de 10 años ha muerto en el hospital de Torrevieja (Alicante), tras ser apuñalado varias veces en el tórax por la pareja sentimental de su madre, esta madrugada. El presunto asesino, un español de 49 años y de nombre Alfonso, tenía antecedentes de violencia contra sus otras cuatro parejas y ha sido ingresado con pronóstico grave en el mismo centro tras haberse autolesionado, según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Más información
La exmujer del parricida de Asturias le había denunciado por maltrato
El juez negó a la pareja del parricida la orden de alejamiento
El parricida de Ubrique declara que sólo quería amedrentar a su hija
Un hombre mata a su hijo de 19 meses y hiere de gravedad a otro de cinco años

El suceso ha ocurrido pasadas las dos y media de la madrugada de este lunes en la urbanización Torrealmendros, según fuentes de la Guardia Civil. Fue la madre del menor la que llamó al 112 en el momento en el que se estaban produciendo los hechos. Cuando los agentes llegaron a la vivienda, encontraron al hombre con dos heridas en tórax y abdomen. El niño murió en el centro sanitario.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana indicó que el agresor tiene antecedentes de violencia contra cuatro parejas. Ninguna de ellas es la madre del menor fallecido, una mujer polaca que llevaría más de una década habitando en España, puesto que su hijo tiene la nacionalidad española, según el instituto armado. En el Ayuntamiento de Torrevieja han mantenido un minuto de silencio.

Hace más de año y medio que madre e hijo se mudaron a la casa del agresor. Este, que tiene dos hijos adolescentes de otra relación, llevaba siete años viviendo en esta urbanización de casas bajas y acceso restringido a vehículos, un lugar cercano a la laguna de Torrevieja. Tiene una tienda 'anticrisis' en la que trabajaba también su pareja. La Guardia Civil están a la espera de que el hombre, que permanece bajo custodia en el centro sanitario, recobre el conocimiento para poder tomarle declaración.

Vecinas de la zona que conocen a la familia indicaron que el hombre llevaba tiempo pegando al niño, según Europa Press.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS