Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno saca a concurso seis nuevos canales de televisión

Las licencias se otorgarán en un plazo máximo de seis meses

El Gobierno otorgará nuevos canales de televisión.
El Gobierno otorgará nuevos canales de televisión.

El mapa audiovisual español contará a finales de año con nuevos actores: seis canales de televisión en abierto de cobertura nacional (tres en alta definición y otros tres en tecnología estándar) que se otorgarán por concurso público en un plazo máximo de seis meses. La evaluación de las ofertas se producirá, previsiblemente, poco antes de que celebren las elecciones generales. El PP ya otorgó un importante paquete de licencias de radio digital dos días antes de los comicios legislativos de 2000.

El concurso de la TDT viene a cubrir el hueco que dejaron los nueve canales anulados por el Tribunal Supremo en diciembre de 2012, precisamente por haber sido adjudicados sin que mediara concurso. Las bases de la licitación de la nueva convocatoria fueron aprobadas ayer por el Consejo de Ministros y los dos grandes operadores, Mediaset (que explota seis televisiones, entre ellas Telecinco y Cuatro) y Atresmedia (dueña de Antena 3, La Sexta y otras dos emisoras) avanzaron su intención de presentarse. Ambos grupos mantienen una posición de hegemonía en el sector audiovisual. Acaparan el 58% de la audiencia de toda la televisión en abierto y más del 85% de la facturación publicitaria del sector, según datos de la consultora InfoAdex.

También 13 TV, canal en cuyo accionariado participa la Conferencia Episcopal y que actualmente emite a través de una frecuencia alquilada a Veo TV, aspira a obtener una de las licencias en juego. Otros operadores, como Real Madrid TV o Fox, podrían estar interesados en dar el salto a la televisión en abierto.

Cada licitador podrá optar a un máximo de dos licencias: una para la explotación de un canal en alta definición y otra para emitir en calidad estándar. Según los plazos marcados por el Ministerio de Industria, las ofertas deberán presentarse antes del 28 de mayo y la resolución por parte del Consejo de Ministros se producirá en un plazo máximo de seis meses a contar desde la fecha de publicación del concurso en BOE.

Industria ha avanzado que en el caso de los canales en calidad estándar se valorarán “los aspectos relativos a la expresión libre y pluralista de ideas y corrientes de opinión”, mientras que en los de alta definición se tendrá en cuenta “la oferta de una programación que contenga contenidos de alta calidad”. Hasta ahora, la implantación de la TDT en España ha primado la cantidad de ofertas antes que la calidad. Industria asegura que los nuevos canales contarán con una gran antenización desde el comienzo de sus emisiones tras el proceso de liberación del dividendo digital, que concluyó el 31 de marzo pasado.

Los actuales operadores ven con recelo el nuevo concurso toda vez que el Gobierno no ha tenido en cuenta la posible anulación de otros ocho canales de TDT, cuya adjudicación ha sido recurrida ante el Supremo. “Ajeno a la realidad y necesidades del sector, el Gobierno no enmienda sus propios errores en la atribución de canales producida tras el apagón analógico”, sostiene Uteca, la entidad que defiende los intereses de los grupos privados.

En los últimos meses, los socios de Uteca no han ahorrado críticas hacia el Ejecutivo, al que acusan de “hostigar” a la televisión en abierto para beneficiar otras ofertas de pago. La convocatoria del nuevo concurso pone de manifiesto “el completo desconocimiento” del Gobierno hacia las necesidades del sector y además “persiste en el incumplimiento de los compromisos adquiridos con las televisiones en el proceso de transición a la TDT”.

Recuerdan los operadores que la Administración asignó los ocho canales que están en entredicho en el Supremo para incentivar la migración del modelo analógico al digital. Uteca critica la “inseguridad jurídica” en la que se desenvuelve el sector audiovisual e insta del Ejecutivo a que adopte las medidas necesarias para solventar los “lamentables errores” en la tramitación legal de las licencias.

Infraestructuras y Gestión 2002, la empresa que llevó a los tribunales las concesiones de TDT, insistió ayer en que los concursos deben ser convocados y resueltos mediante procedimientos objetivos, transparentes y no discriminatorios. Si finalmente el Supremo anula las ocho frecuencias en conflicto, la TDT podría perder en un año 17 canales. Esta merma se vería parcialmente compensada por los seis que se avecinan, con los que Industria confía en fomentar el desarrollo de servicios digitales avanzados y “el impulso del aprendizaje de idiomas dirigidos a menores y/o jóvenes”.