Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho detenidos en una operación contra una célula yihadista

La operación, que está abierta, se lleva a cabo en Barcelona, Ávila, Girona y Ciudad Real

Nuevo golpe policial contra el yihadismo. Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía han detenido esta madrugada a ocho personas, todos ellos españoles y cinco de origen marroquí, en Cataluña, Ciudad Real y Ávila que integraban una célula dedicada a reclutar a través de las redes sociales a jóvenes para engrosar las filas del Estado Islámico en Siria e Irak. Los arrestados, seis hombres y dos mujeres, incitaban por Internet a la comisión de acciones terroristas y tienen perfiles similares a los detenidos en recientes operaciones antiterroristas en otros países, según aseguran fuentes policiales.

Interior asegura que los detenidos formaban parte de una estructura organizada que siguiendo los dictados del Estado Islámico y asumiendo su ideario actuaban de forma deslocalizada y autónoma. Entre sus objetivos estaba la captación de acólitos entre inmigrantes o españoles de origen marroquí "con nulo o bajo conocimiento del árabe". A estas personas se las adoctrinaba e "imbuía insistentemente en la necesidad de cometer acciones terroristas en territorio nacional". Asimismo se les ponía en contacto con otros escalones de la organización ubicados en Siria e Irak para facilitarles la información necesaria para unirse a la resistencia contra el régimen sirio de Bachar el Asad. Uno de sus operativos tutelaba desde Siria el envío de combatientes.

"El grupo representaba una amenaza grave, concreta y continuada de seguridad nacional dado que sus miembros trabajaban en exclusiva con la finalidad de propagar el ideario terrorista mutiplicando con sus actividad la creación de nuevas células activas en nuestro país dispuestas a cumplir los dictados de la organización matriz, llevando a cabo atentados a nivel nacional en cualquier momento", afirma una nota oficial del Ministerio del Interior.

La operación se lleva a cabo en colaboración con la Dirección General de Seguridad del Territorio de Marruecos, servicios secretos marroquíes, que trabajan en estrecha coordinación con las Fuerzas de Seguridad españolas en la lucha contra el terrorismo islamista.

Las detenciones han tenido lugar en Barcelona y Girona (Manlleu, L´Hospitalet, Piera, Malgrat de Mar y Terrasa), así como en Fuente del Fresno (Ciudad Real) y Cebreros (Ávila), según señala el Ministerio del Interior. En los registros practicados en estas provincias, se ha encontrado abundante propaganda, en forma de vídeos, de proselitismo y exaltación de la yihad. En uno de los lugares registrados los agentes se han incautado de dos escopetas de caza. El detenido en L´Hospitalet es Mohamed A.J. Se espera que todos ellos sean trasladados a primera hora de esta tarde a Madrid para pasar a disposición judicial.

La operación la dirige el titular del Juzgado Central de Instrucción número tres de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez y el fiscal José Perals, que durante todo el día de ayer permanecieron reunidos con agentes de la Comisaría General de Información en la sede judicial de la madrileña calle Prim preparando el dispositivo policial. Fuentes judiciales señalan que al igual que en las últimas operaciones la redada se lleva a cabo con carácter preventivo y en base a indicios obtenidos durante la investigación y que suponen la supuesta integración y colaboración de los detenidos con el Estado Islámico.

La redada es la tercera que llevan a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado este año y no guarda relación con la detención el pasado martes de otros dos jóvenes en Ceuta a los que el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional envió ayer a prisión por los mismos delitos. Estos últimos pertenecían supuestamente a la célula desarticulada por la Policía el pasado 24 de enero. Un grupo integrado por dos parejas de hermanos muy radicalizados, adiestrados y dispuestos a cometer un atentado, según aseguró el Ministerio del Interior. Se trata de Farid Mohamed Al Lal y su hermano Mohamed; Anwar Alli Amzal y su hermano Roudam. Fuentes policiales aseguran que habían hecho seguimientos en Ceuta a miembros de las Fuerzas de Seguridad y se les incautaron, además de un arma escondida bajo un sofá, fotografías de edificios oficiales que pudieran ser objetivos para sus acciones.

Más información