Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 70% de los muertos por atropello en ciudad tenía más de 65 años

Los peatones fallecidos de este colectivo de población aumentan en los últimos cinco años

Este grupo representaba, hace una década, el 49% de los arrollados que perdieron la vida

Un policía inspecciona la zona del accidente mortal donde un taxista atropelló en 2013 a tres personas en la calle Atocha, en Madrid. Ampliar foto
Un policía inspecciona la zona del accidente mortal donde un taxista atropelló en 2013 a tres personas en la calle Atocha, en Madrid.

El fatal desenlace comienza cuando el conductor, que acaba de atropellar a un perro, vuelve a su automóvil para seguir su camino. El hombre, al subirse, pierde el control del vehículo. Incapaz de frenarlo, el coche cae cuesta abajo; golpea a la dueña del animal, que había ido a recogerlo de la calzada; y provoca la muerte de la mujer, que se convirtió así en una de las más de 1.500 personas mayores de 65 años que fallecieron atropelladas en ciudad en la última década. Un grupo que representa ya, según las cifras de 2013 de la DGT —las últimas disponibles—, el 70% de todos los peatones que pierden la vida atropellados en vías urbanas. Ese porcentaje, hace diez años, apenas llegaba al 49%.

Este incremento ha disparado las alarmas de las instituciones. "Reducir el número de mayores atropellados es, ahora, uno de los grandes retos", afirma Jorge Castellanos, coordinador de Seguridad Vial de RACE. Porque, mientras las cifras de mortalidad se han logrado bajar de forma contundente en el resto de franjas de edad (—63%), no ha pasado lo mismo con los de más de 65 años. En este colectivo, no solo el número de muertos por atropello apenas ha caído un 6% entre 2004 y 2013, pasando de 169 fallecidos a 159. Sino que además, tras marcar un mínimo hace un lustro, la tendencia cambió y el dato no ha dejado de aumentar desde entonces: de los 138 de 2008 se ha pasado a los 159 de 2013 (+15%).

"La principal conclusión es que los mayores son mucho más frágiles que los jóvenes, mucho más de lo que podría pensarse. Y el sistema vial no está suficientemente adaptado a las circunstancias más complejas del primer grupo", concluye un estudio de la Fundación Mapfre. Por ello, la Comisión de Seguridad Vial del Congreso abordó el tema a finales de 2014. Los socialistas denunciaron carencias en el diseño y visibilidad de los pasos de peatones, así como la falta de homogeneidad en las iniciativas de los ayuntamientos. El PP insistió más en la necesidad de apostar por la concienciación de los viandantes.

La siniestralidad, el fin de semana

  • Las carreteras españolas han dejado este fin de semana nueve fallecidos en siete accidentes mortales. Ocho de las personas que perdieron la vida, lo hicieron en vías secundarias.
  • De los siete accidentes mortales, cuatro fueron colisiones, dos salidas de vía y un atropello a un peatón. Cinco de los nueve muertos eran motoristas.
  • Cuatro de los vehículos implicados en los siete accidentes mortales tenían más de 10 años de antigüedad, según la DGT.

"Ahí está el debate. ¿Quién es el culpable? Si el peatón por cruzar por donde no debe. O el conductor por no tomar las medidas de precaución adecuadas. ¿O existía una falta de señalización?", recalca Castellanos. Una pregunta a la que buscó respuesta la Fundación Axa y el centro de estudios Ponle Freno: "Más de la mitad de los mayores fallecidos en 2013 murió atropellado cuando cruzaba por un paso adecuado".

Este fenómeno se produce en el contexto de una España que envejece: en 2004 había 7,1 millones de ciudadanos de más de 65; en 2014, más de 8,4. Y en este grupo de población, según la DGT, la letalidad se dispara cuando se produce un atropello. Entre los menores de 55 años, ni siquiera fallece uno de cada 100 arrollados. Entre los de 55 y 65, esa cifra asciende un poco: a 1,5 de cada 100 víctimas. Es partir de entonces cuando la mortalidad se multiplica: a 4,2 entre 65 y 74 años; a 5 entre 75 y 84 años; y a 7,8 entre los mayores de 85.

Más información