Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La política no es algo exótico, forma parte de mi idea sobre la vida”

El exministro asegura que ni sabe ni quiere saber de la vida orgánica de los partidos

Angel Gabilondo Ampliar foto
Ángel Gabilondo, este domingo, durante la entrevista.

Ángel Gabilondo Pujol (San Sebastián, 1949) ha dado el paso que muchos socialistas y bastantes ciudadanos le han pedido que diera. “Yo no he llamado a nadie, me he limitado a decir que sí”, asegura para desterrar la idea de que su candidatura obedece a pactos subterráneos que incluían la medida de fuerza que la ejecutiva federal infligió al anterior secretario general madrileño, Tomás Gómez. De asuntos orgánicos, de la procelosa vida de los partidos, no sabe ni quiere saber. Pero sí sabe de la Política, con mayúscula, porque todo ser humano tiene una dimensión “social, pública y política”, y para él, catedrático de Metafísica, la política forma parte de su concepción “de la vida y de la filosofía”, que se desarrolla con mayor o menor compromiso a lo largo de la vida.

Pregunta. ¿Qué hace un catedrático de Metafísica como candidato a la presidencia del Gobierno de Madrid por un partido en el que no milita, el PSOE?

Respuesta. Nunca me he sentido lejos de la política; para mí la política no es algo exótico, forma parte de mi idea de la filosofía y de la vida. Los ciudadanos y toda actividad humana tienen una dimensión social, pública y política, que se desarrolla en distintos ámbitos.

P. Quiere usted desarrollar esa actividad en una etapa en la que la política y los políticos son denostados por muchos ciudadanos.

R. Es así, pero yo creo que es el momento de recuperar la dimensión política de los ciudadanos. Todos la tenemos. En este momento me han llamado a colaborar y estoy dispuesto, como creo que muchos deberían colaborar en una tarea común colectiva.

Un paso “contra la resignación”

Durante una hora, el catedrático Ángel Gabilondo explicó este domingo ante los medios de comunicación, en la Fundación Diario Madrid, las razones para haber aceptado la propuesta del PSOE de ser su candidato para la presidencia de Madrid. Primero, leyó una declaración de fuerte contenido ético, alejado del lenguaje político habitual, y respondió a numerosas preguntas.

“Digo sí...” fue la apoyatura en la que sostuvo sus razones para aceptar el encargo del PSOE, a pesar de que la coyuntura “no es fácil”, Pero es un sí “contra la resignación”; sí a cuantos creen en una dimensión social de la economía, sí a ofrecer un proyecto sólido para Madrid que ahora empieza a articular y para el que quiere contar con Pedro Zerolo, que se postuló para ocupar el puesto que ha ganado Gabilondo. Sí a un proyecto “de justicia y equidad” que falta en Madrid, “sin miedo” a los pactos.

P. En las valoraciones de los ciudadanos la política aparece como problema para la sociedad. ¿Y usted llama a participar en política de forma activa?

R. Sí, de manera esporádica se debería colaborar en política aunque se puede ejercer esa dimensión desde distintos ámbitos. Yo lo que me siento es profesor de universidad, a lo que aspiro es a merecer ser profesor universitario, aunque lleve en la docencia desde 1981. Ser profesor es otra forma de comprometerme con la política porque esta no es exclusiva de los que se dedican profesionalmente a ella, y lo digo con respeto hacia ellos.

P. ¿Está usted planteando que deben gobernar los filósofos, los profesores, y no los políticos profesionales?

R. Debe gobernar aquel que recibe el respaldo y la autoridad moral de los ciudadanos. No digo que el gobernante tiene que ser un filósofo; pero ser filósofo no debe ser obstáculo para llegar a ser gobernante. El reconocimiento de los políticos debe venir de los demás y hay que ganar ese reconocimiento por las acciones.

P. La vida de los partidos lleva a que el reconocimiento no viene habitualmente de los demás, de los ciudadanos, sino de las cúpulas dirigentes. ¿Es consciente de que su elección es excepcional dado que no es militante del PSOE?

R. Quizá hay que impulsar cambios pero lo fundamental es que haya espacios de decisión compartida; eso es lo que pienso yo que soy demócrata. Sin esos espacios compartidos imperaría una visión aristocrática de la política y, sobre todo, del gobierno, y yo no estoy en esa visión.

Estoy dispuesto a colaborar en una tarea que creo debe ser colectiva

P. ¿Su visión de la política le hace dirigirse a todos los ciudadanos? Podemos a eso le llama tener una posición “transversal” —y Ciudadanos, “ecléctica”— para abarcar al máximo número de receptores. ¿Usted también?

R. Yo me siento comprometido con las políticas públicas, con la igualdad y la equidad y con las instituciones justas. Para mí en estos momentos la prioridad es la indefensión social.

P. ¿Ese compromiso lo satisface usted encabezando una lista del PSOE?

R. La S que lleva ese partido en sus siglas para mí es de social y de sociedad. La conjunción de valores de sociedad y progreso están encarnados en esa S.

P. Pero la S es de Socialista. ¿Está usted comprometido con un proyecto socialista?

R. Sí me siento comprometido con un proyecto socialista abierto y plural, abierto a los ciudadanos y a una mayoría de la sociedad.

P. El proyecto socialista que representa el PSOE está en retroceso en la apreciación de los ciudadanos. ¿Por qué se incorpora usted en estos momentos?

Yo lo que soy es un profesor universitario o aspiro a merecer serlo

R. Estamos en un momento difícil, complejo, en el que hay que crecer e incorporar a muchos ciudadanos. Hay muchos desafíos que atender y sí, no soy de los que me subo a carros triunfadores y esos desafíos son una razón para haber dicho que sí. Yo quiero luchar para ofrecer un proyecto para los ciudadanos madrileños en educación, en sanidad, para el empleo, para el subempleo, para poner coto a la inequidad. Para esta tarea necesitamos a muchos ciudadanos .

P. A tenor de las encuestas lo que necesitarán es hacer pactos entre distintas formaciones políticas. Puede ser por la derecha, con el PP como principal fuerza de ese ámbito, o con Podemos.

R. Yo quiero entrar en un proceso reconstituyente, no constituyente; quiero construir y con muchos abordar los problemas de una sociedad que no es justa, que tiene aún pendiente la tarea de la justicia y de la igualdad. Nadie sobra.

P. ¿Pactaría usted por la derecha o por la izquierda? Parece descartar a Podemos al aludir su criterio contrario a emprender un proceso constituyente como quiere esa fuerza política.

R. Yo no me identifico con modelos depredadores ni con la dinerología. No veo posible un acuerdo con quienes defiendan posiciones neoliberales extremas. Mi proyecto con una fuerte dimensión social está en el PSOE. Este partido tiene mucho hecho, mucho trabajado y respecto al encuentro con otros, será más fácil si tienen esa dimensión social y de progreso que tiene este partido. Claro que yo me identifico más con unas ideologías que con otras.

No me identifico con proyectos neoliberales extremos

P. Su proyecto parece encaminado solo a gobernar, pero no a estar en la oposición. ¿Se irá si no puede ser el presidente del Gobierno de Madrid?

R. Yo me voy a quedar en Madrid, no me voy a ir aunque los ciudadanos nos coloquen en la oposición, pero yo voy a trabajar para que no sea así.

P. Para que no sea así tendrá usted que pactar, porque no parece de momento posible que el PSOE gane las elecciones.

R. Este es el momento de hacer propuestas a la sociedad y no de formular pactos; cuando los ciudadanos hablen ya veremos qué quieren los ciudadanos.

P. Aunque acaba de ser nombrado candidato, ¿tiene ya alguna idea de qué piensa el PSOE sobre la política de pactos con otras fuerzas políticas?

Los ciudadanos dirán quién quieren que lidere una mayoría estable

R. No creo que el PSOE tenga nada establecido al respecto pero además serán los ciudadanos quienes marquen qué debe ocurrir. Veremos a quién la sociedad da el protagonismo para liderar un proyecto de construcción de una mayoría estable. Es la sociedad quien tiene que decidir con sus votos quién lidera ese proyecto o de forma mayoritaria o como principal protagonista para formar una mayoría estable. Yo voy a trabajar para que sea el PSOE quien tenga ese protagonismo, para que sea la fuerza mayoritaria. Los ciudadanos marcarán el ritmo de los pactos.

P. ¿Presiente usted que tendrá el apoyo del PSOE para este proyecto abierto que plantea?

R. Yo creo que sí, he recibido el apoyo de... la mayoría de los dirigentes socialistas, con mucho afecto.

P. ¿También de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz?

R. También de la presidenta de Andalucía.

Más información