Bárcenas, condenado por vulnerar el honor de Cospedal

La Audiencia de Toledo revoca la sentencia del juzgado civil que rechazó la demanda de la dirigente popular contra el extesorero por la publicación de su contabilidad secreta

Bárcenas, a su salida de la Audiencia.
Bárcenas, a su salida de la Audiencia.SAMUEL SÁNCHEZ

El juicio por la demanda que presentó Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, contra Luis Bárcenas, al que acusó de filtrar los papeles que señalaban a la dirigente popular como perceptora de sobresueldos en dinero negro terminó con una sentencia desestimatoria que ahora ha revocado la Audiencia Provincial de Toledo condenando al extesorero del PP a pagar 50.000 euros por intromisión al honor. El recurso de apelación presentado por Cospedal ha transformado la derrota en primera instancia en una victoria para la presidenta de Castilla-La Mancha, al menos de momento.

Más información

La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado al extesorero del PP Luis Bárcenas a pagar 50.000 euros a su mayor enemiga, la presidenta del PP manchego, por haber vulnerado su derecho al honor al publicarse en EL PAÍS, en enero de 2013, los papeles que componían su contabilidad secreta entre 1990 y 2008 y por las manifestaciones en las que aseguró haber entregado a Cospedal dos sobres con 7.500 euros en 2008. El abogado de Bárcenas, Francisco Maroto, ha anunciado que recurrirá este fallo ante el Tribunal Supremo.

La Sección Segunda (Civil) de la Audiencia de Toledo ha revocado la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Toledo que en diciembre de 2013 rechazó la demanda de protección al honor presentada por Cospedal contra Bárcenas. El juez de primera instancia consideró que los papeles de Bárcenas suponían “un claro y evidente menoscabo de la dignidad personal y profesional de Cospedal”, pero absolvía al extesorero popular porque en el juicio no había quedado probado que fuera él quien facilitara los papeles a la Redacción de EL PAÍS para su publicación.

En aquella primera sentencia, el juez consideró “fundamental” el testimonio del entonces director de este periódico, Javier Moreno, que mantuvo, según él “con contundencia”, que no fue Bárcenas quien entregó los papeles al diario, al tiempo que se acogía a su derecho profesional para no revelar la fuente que facilitó la información publicada el 31 de enero de 2013. En el juicio sobre esta demanda, Bárcenas, desde la prisión de Soto del Real, dejó frases como esta: “Es mi mano la que entrega un sobre a Cospedal”.

Cospedal recurrió esta sentencia. Y ahora, la Audiencia de Toledo le ha dado la razón. El tribunal, presidido por el magistrado Juan Manuel de la Cruz Mora, considera que el testimonio de Moreno no fue “contundente”, como apreció el juez de primera instancia. Antes al contrario, el tribunal considera, tras revisar el vídeo del juicio, que la declaración del periodista fue “ambigua”. “Es, a juicio de la Sala, un testimonio débil, autoprotector e inoperante acerca del hecho discutido [si fue Bárcenas quién entregó los papeles a EL PAÍS]”.

El tribunal, en cambio, sí da valor al testimonio en el juicio de Jorge Trias, pese a considerar que “tampoco es claro”. Trias manifestó en la vista oral que él no fue quien entregó los papeles de Bárcenas a este periódico, pero que estuvo presente en dos reuniones con periodistas de esta Redacción y que en estos encuentros también estuvo Bárcenas y se mostraron los papeles de la contabilidad secreta.

Con estos testimonios, el tribunal señala que “no puede llegarse a una conclusión sobre la autoría de la entrega (autoría inmediata o mediata)”. Sin embargo, el tribunal recurre a su propia doctrina jurisprudencial, que estima las “presunciones judiciales” como “medio de prueba supletorio” a los demás medios. Y así, llega a la siguiente conclusión: “Fue el demandado [Bárcenas] o persona de su orden quien entregó los papeles al diario EL PAÍS, porque si nadie más que él tuvo en su poder los papeles una vez que le fueran devueltos por el señor Trías tras su examen, y el demandado se ha reunido con periodistas y colaboradores de EL PAÍS en varias ocasiones antes de la aparición de la publicación de los papeles, llevándolos siempre consigo en esas reuniones, y si además, su postura jurídico-política se beneficia por la publicación de los referidos papeles, y no la razón convincente de otra posibilidad siquiera, el hecho que se trataba de demostrar debe darse por acreditado conforme a las reglas del criterio humano”.

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción