Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón: “Se van confirmando todas mis actuaciones sobre Gürtel”

El exjuez ve ratificados sus planteamientos a pesar de haber sido expulsado de la carrera

El exjuez Baltasar Garzón tiene algunas fechas fijadas de manera indeleble en su memoria. En agosto de 2008, empezó su investigación por la trama de la Gürtel; el 6 de febrero de 2009, se detuvo al presunto cabecilla Francisco Correa y, de inmediato se decreta su prisión. El 19 de abril de 2011, el Tribunal Supremo le suspende como juez por prácticas no ajustadas a derecho en la investigación de esta trama delictiva aunque su apartamiento de la carrera judicial, ocurrió en 2010 por su causa abierta contra el franquismo.

Ahora que la fiscalía ha presentado el escrito de acusación de la primera fase de esta investigación, el ahora abogado en ejercicio constata que todo lo que hizo fue correcto. “No puedo decir que sienta exactamente satisfacción a no ser por la parte de verificación de que fue correcto el trabajo realizado”, señala Garzón en un encuentro informativo con un grupo de periodistas.

“El caso estaba bien planteado y todas las medidas fueron correctas, todas y cada una de ellas han sido ratificadas”, ha enfatizado. No tiene que pensar demasiado porque, el relato de lo ocurrido hasta que fue expulsado por sus compañeros de carrera le brota casi torrencialmente. “Fui condenado pero ninguna de las medidas que yo tomé, ninguna, se han echado para atrás”. El juez Pablo Ruz, del que considera que está haciendo un trabajo “muy profesional”, no ha desestimado las actuaciones que llevó a cabo Garzón como instructor inicial del caso.

Tampoco lo hizo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, a quien Garzón derivó parte de la investigación al estar implicados algunos aforados de esta comunidad autónoma. Éste se inhibió, tanto en el caso madrileño como en el valenciano por la misma razón, pero antes tomó declaración a los ediles madrileños y les imputó. No solo a ellos, también el presidente de la Fundación Pro Derechos Humanos y Jurisdicción Universal, que lleva su nombre, dejó escritos 18 indicios de presuntos delitos cometidos por el extesorero Luis Bárcenas. La vinculación del empleado del PP de Madrid fue clara para Garzón desde el primer momento.

Las escuchas que realizó a abogados de los investigados por la Gürtel, “unos imputados y otros no”, ahora, con el paso del tiempo, se ratifica que no hizo nada incorrecto a pesar de que el magistrado del Tribunal Supremo Alberto Jorge Barreiro, no lo consideró así. El motivo de esa acusación no ha sido tomado en cuenta, de manera negativa, por el juez Ruz que solo “ha rechazado dos actuaciones del juez Pedreira”, ha recalcado Garzón. “El caso estaba bien planteado”, se ratifica.

Más información