Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de Iglesias se hace con el control de Podemos en las plazas clave

La principal alternativa en Madrid pide reforzar las garantías internas del proceso de voto

El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual (c), acompañado de los responsables del Área de Círculos, Miguel Bermejo y Procesos Municipales Constituyentes, Lucía Ayala.

Los simpatizantes de Podemos han consagrado el poder de Pablo Iglesias también a escala local. El partido comienza el año y la precampaña de las elecciones municipales con una estructura organizada en 770 Ayuntamientos tras un proceso de primarias, marcado por una elevada abstención, en el que el sector afín al secretario general ha logrado el control de las principales ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona.

Estos órganos internos, que reproducen un esquema muy parecido al de la dirección estatal, serán los encargados de tomar la iniciativa con vistas a los comicios del 24 de mayo, aunque los cargos electos no tienen por qué coincidir las futuras listas a las alcaldías. De hecho, Podemos no se presenta con marca propia a esas elecciones pero tratará de participar promoviendo candidaturas preferentemente bajo la fórmula legal de agrupaciones de electores. Esa fue la decisión que tomó la asamblea constituyente de la formación, y esa es también una de las razones por las que la dirección nacional respaldó en las plazas clave unas listas que, bajo el cartel Claro que Podemos, están integradas por candidatos de máxima confianza. El objetivo consiste en garantizar unidad de criterio con la acción política del núcleo duro del partido, y así lo harán, por ejemplo, Jesús Montero en Madrid, Marc Bertomeu en Barcelona, Jaime Paulino en Valencia, Begoña Gutiérrez en Sevilla y Maru Díaz en Zaragoza.

Esa fidelidad será la piedra de toque de las direcciones de Podemos en al menos 12 de los 15 Ayuntamientos en los que la organización tiene más de 2.000 simpatizantes. Según los datos conocidos este viernes, además de esas ciudades, el sector de Iglesias se ha impuesto en Las Palmas, Vigo, Murcia, Granada y A Coruña. También las listas ganadoras en Córdoba y Alicante tenían el respaldo de Iglesias, aun presentándose con otros nombres. En Málaga, en cambio, el candidato de Claro que Podemos ha sido derrotado por el aspirante de la lista Sí que Podemos.

Los resultados de este proceso, en el que han participado más de 86.000 simpatizantes —cerca del 30% de las personas inscritas en esos Ayuntamientos—, fue recibido con entusiasmo por la cúpula. “Salimos más fuertes de este proceso”, consideró Sergio Pascual, secretario de Organización. “En la inmensa mayoría de los municipios”, destacó el secretario de Política, Íñigo Errejón, han sido elegidas “candidaturas alineadas con las decisiones estratégicas que tomamos en la asamblea”. A pesar de estas consideraciones, el exministro y veterano dirigente socialista Alfonso Guerra opinó en una entrevista con la revista Tiempo que Podemos no tiene futuro “a largo plazo”, al carecer de “argamasa interna”. Guerra comparó el nuevo partido con UCD, que en su opinión no tenía “estructura partidaria con ideología y con historia”.

Este proceso de primarias también ha recibido las críticas internas de algunas listas competidoras. Madrid sí puede, la principal alternativa a la lista ganadora en la capital, pidió a la dirección nacional, con vistas al proceso de elección de los cargos autonómicos, la creación de una “junta o mesa electoral que mantenga una posición de imparcialidad sobre las candidaturas y actúe como garante democrático del proceso”. “Más aún si tomamos en cuenta que se presentan a las elecciones miembros de los órganos de dirección o personas asalariadas por el partido. El principio de neutralidad es incuestionable en cualquier proceso electoral y resulta clave para otorgar veracidad y seriedad en cualquier proceso de elección”, prosigue en un comunicado esta candidatura, liderada por la publicista Alicia Muñoz Sánchez.

Pascual rechazó en rueda de prensa toda sospecha de falta de transparencia. “Aquí no hay trampas ni cartón”, afirmó al ser preguntado al respecto, remitiéndose al reglamento aprobado por los simpatizantes y al control de que ejerce la compañía Agora Voting, responsable de la gestión telemática del proceso. La Comisión de Garantías del partido ha emitido en diciembre 196 resoluciones relacionadas con el proceso interno. El único caso que la dirección aún no ha resuelto es el de Ferrol, donde el control de la votación telemática ha detectado la emisión de un mayor número de votos que simpatizantes, un posible fraude que será investigado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información