Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey es la figura más valorada tras el papa Francisco

Los votantes del PSOE, Partido Popular y Podemos dan un saldo positivo a los Monarcas

El Rey es la figura más valorada tras el papa Francisco Ampliar foto

El crédito ciudadano de Felipe VI no desciende. Hace seis meses, cuando fue proclamado Rey de España, el 19 de junio, el 58% de los ciudadanos afirmaba que el Monarca les daba seguridad y ahora la mayoría de los españoles le sitúan en la cúspide de la valoración entre el abanico de figuras públicas sobre las que ha preguntado Metroscopia. De los diez personajes sometidos a la evaluación de los españoles, el papa Francisco es quien obtiene el porcentaje de aprobación más elevado, con un 81% frente a un 17% de ciudadanos españoles que no le aprueban. Después, el rey Felipe le sigue con un saldo positivo de 49 puntos, seguido de la reina Letizia con un 44. Al Monarca le aprueba el 70% de los encuestados y un 21% le coloca en la casilla de desaprobación. A Doña Leticia un 67% le da el aprobado y la desaprueba el 23%.

El estudio especifica la opinión de los ciudadanos en votantes potenciales del PP, PSOE y Podemos. En los tres casos, el saldo es positivo para los Monarcas, aunque con muy diferentes puntuaciones: 91 puntos de saldo positivo le dan los votantes del PP a Felipe VI; 77 los del PSOE y 13 los de Podemos. La Reina baja a un 85 entre los votantes del PP; un 68 entre el electorado socialista y dos puntos menos que el Rey entre el potencial electorado del partido de Pablo Iglesias (11).

Seis meses después, el prestigio de Felipe VI está en unos niveles muy altos y la Corona ha vuelto al grado de estabilidad de años anteriores a la crisis, según se revela en todos los estudios de Metroscopia. Sobre los mismos, el catedrático de Sociología José Juan Toharia, presidente de este instituto de estudios de opinión, señala que el Rey empezó su reinado con una sintonía notable con los ciudadanos. En ese momento, solo hace un semestre, eran tres veces más los españoles a los que la figura del nuevo Rey inspiraba seguridad que inseguridad. En ese estudio se evaluaba la percepción sobre el desencuentro entre las fuerzas políticas y los encuestados incluso veían bien que si persistía el desacuerdo entre los partidos y, por tanto, la imposibilidad de pactar soluciones, el Rey debería propiciar el diálogo.

El estudio de los pasados días 16 y 17 de diciembre coloca al papa Francisco por encima del Rey en la valoración de los españoles. El saldo a favor del Papa es de 64 puntos, sin precedentes en estudios de este tipo en España. Este dato tan a favor del Pontífice cobra más relevancia por cuanto que tan solo un 22% de ciudadanos, con ligeras fluctuaciones, según los momentos, se definen como "católicos practicantes", en un bloque del 75% que se dice católico, sin especificar más. El 53% restante se autoetiqueta como "poco" o "nada practicante". Los españoles se muestran mayoritariamente críticos con el resto de las figuras públicas examinadas. El presidente ruso, Vladímir Putin, es el peor valorado de todos.

Más información