Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz condiciona el apoyo a Sánchez al resultado de las municipales

El PSOE andaluz elude ahora respaldar al secretario general como candidato

Pedro Sánchez (segundo por la derecha), ayer en Ferrol.
Pedro Sánchez (segundo por la derecha), ayer en Ferrol.

Los liderazgos en el PSOE sólo se consolidan en las urnas. Esta regla la conocen muy bien en el millar de agrupaciones socialistas de Andalucía donde este partido gobierna de manera ininterrumpida desde hace 32 años. La norma vale para cualquiera y también, por tanto, para el secretario general, Pedro Sánchez, quien afrontará en las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo su primera prueba como líder.

La federación andaluza que dirige Susana Díaz condicionará su apoyo a Sánchez al resultado que obtenga el PSOE el 24 de mayo. Es algo que se sabe en esta organización, pero que verbalizó ayer de manera clara el número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo. “Me preguntan por lo que va a ocurrir dentro de siete u ocho meses y ese debate ahora no toca. Ahora [Pedro Sánchez] tiene todo el apoyo del PSOE andaluz, al 100%. Y ahora tocan municipales y autonómicas en las comunidades donde las hay y después está prevista la elección del candidato a través de primarias, que se convocarán y ya veremos si se presenta él o alguien más. Entonces veremos”, señaló. “Ya hablaremos en función de los resultados que se produzcan”, añadió el secretario andaluz de Organización.

El PSOE de Susana Díaz despeja así dos dudas: la altura del listón que debe superar el secretario general —mejorar los pésimos resultados electorales del 2011— y la fecha de la rendición de cuentas, finales de mayo. Hasta entonces, todo el PSOE trabajará para conseguir más votos, más concejales, más alcaldías y más escaños en las comunidades donde hay elecciones. “Ahora mismo es el secretario general y tiene el apoyo de todas las federaciones. Todos están detrás” de Pedro Sánchez, precisó el número dos de Susana Díaz, quien eludió avanzar si lo apoyarán como candidato a la presidencia del Gobierno cuando en julio se convoquen las elecciones primarias. “No me voy a pronunciar hasta que no llegue el momento”, subrayó.

En un partido donde la disciplina es oro y donde no se cuestiona el liderazgo del secretario general, salvo en épocas de congresos convulsos, las declaraciones del responsable andaluz de Organización avanzan a las claras el rumbo que tomará la federación andaluza si los resultados electorales no son buenos. Como presidenta del Consejo Territorial del PSOE, Díaz mantiene contactos permanentes con el resto de los barones socialistas, además de que es un “referente” para otras comunidades en las que gobierna el PP, opina Cornejo. De ahí que esté manteniendo una agenda intensa de reuniones con otros secretarios generales regionales. “Es normal y lógico”, destacó.

"Ya hablaremos tras las elecciones”, dice el ‘número dos’ de la presidenta andaluza

En la reunión que celebró ayer la ejecutiva del PSOE andaluz, Díaz sobrevoló sobre las relaciones con Pedro Sánchez, al que no citó en ningún momento. La secretaria general y presidenta de la Junta pidió a los suyos aparcar las cuestiones internas y les instó a centrar todos los esfuerzos en la campaña municipal en Andalucía, según varias fuentes socialistas. También consideró dentro de lo normal el que manifieste su discrepancia con algunas decisiones de la ejecutiva federal.

Díaz participará en la campaña como si fuera una candidata más, en la que buscará el contacto con los ciudadanos. También ella tiene el reto de acortar la brecha que le separa del PP en las municipales. En 2011, el PSOE las perdió por 300.000 votos y siete puntos en Andalucía.