Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey alerta de que la crisis afecta a la credibilidad de las instituciones

Felipe VI visitará Cataluña para conmemorar en Martorell el 30 aniversario del Seat Ibiza

En su primera visita a Alemania como Rey de España, don Felipe ha alertado de la necesidad imperiosa de retornar a una senda de crecimiento sostenible. “No se trata solo de un desafío económico. Es también un aspecto que afecta al funcionamiento de las instituciones, a su credibilidad y a la percepción de nuestros pueblos respecto a su eficacia”, dijo Felipe VI en la recepción oficial que ofreció el lunes el presidente alemán, Joachim Gauck. Fuentes de la Casa Real informaron durante el viaje a Berlín que el Rey viajará a Cataluña el próximo viernes para visitar la planta de Seat de Martorell, donde se conmemorarán los 30 años del lanzamiento del Seat Ibiza. Este será el segundo acto de Felipe VI en Cataluña desde su proclamación, en el que está previsto que coincida con el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Después de verse con Gauck, don Felipe y doña Letizia pasearon por un gélido Berlín bajo la Puerta de Brandeburgo junto al alcalde de la ciudad, el socialdemócrata Klaus Wowereit. Tras la recepción de la canciller Angela Merkel, más tarde solo tuvieron que recorrer unos metros para visitar el Bundestag, la Cámara Baja del Parlamento alemán.

Durante la recepción en el Palacio de Bellevue, sede de la presidencia de la República Federal de Alemania, los jefes de Estado de los dos países pronunciaron sus discursos. Gauck –un pastor protestante procedente de la antigua RDA que se caracteriza por un estilo directo que en ocasiones le ha valido críticas- alabó las reformas estructurales emprendidas por España en los últimos años y afirmó que los datos económicos reflejan que el país va “por el buen camino”.

El Rey Felipe VI centró su breve discurso en la necesidad de retomar la senda del crecimiento y en la disposición de España para asumir sus responsabilidades internacionales, una vez que el próximo 1 de enero tome posesión de su puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU. “Cuenten con nosotros con total lealtad”, lanzó don Felipe a Gauck. La nota de color la pusieron las decenas de escolares alemanes estudiantes de español que agitaban banderitas de los dos países, y a los que los dos jefes de Estado y sus esposas se acercaron a saludar.

Tanto Gauck como Felipe VI destacaron las buenas relaciones hispano-alemanas y ambos recordaron el apoyo que el Gobierno español brindó al alemán en el proceso para unificar el país tras la caída del Muro de Berlín, de la que el mes pasado se celebró el 25 aniversario. Como recuerda en sus memorias el excanciller Helmut Kohl, el entonces jefe del Gobierno español, Felipe González, fue de los pocos que desde el principio mostró su respaldo sin fisuras a la reunificación alemana.

Tras la recepción de la tarde del lunes en la embajada española con una representación de la sociedad alemana, el Rey continuará el martes su estancia en el país. Visitará el Centro de Investigación y Desarrollo que el fabricante español de componentes de automoción Gestamp tiene en Bielefeld, en el Oeste de Alemania. Desde ahí, Felipe VI se trasladará a la cercana ciudad de Gütersloh para visitar la sede central del grupo de comunicación Bertelsmann, que cuenta con una plantilla de más de 100.000 empleados en todo el mundo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información