Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenpeace y barcos canarios ‘vigilarán’ la zona de las prospecciones

La organización ecologista ya tiene al Arctic Sunrise en la zona a la espera de que llegue el buque con el que Repsol realizará los sondeos

Activistas del barco Arctic Sunrise de Greenpeace en la zona de las prospecciones.
Activistas del barco Arctic Sunrise de Greenpeace en la zona de las prospecciones.

Cuando el barco que Repsol ha alquilado para llevar a cabo las prospecciones petrolíferas en Canarias llegue a su destino se va a encontrar muy acompañado. La organización ecologista Greenpeace ha situado uno de sus buques, el Arctic Sunrise, en el punto exacto donde la compañía va a realizar el primero de los sondeos que le ha autorizado el Gobierno español. ¿Su objetivo? "Evitar que la multinacional dañe irremediablemente los altos valores ambientales de la zona, cuya biodiversidad es de las más ricas del planeta", dice la organización. Pero también el Gobierno canario ha decidido mandar vigilancia a la zona: está preparando una flota de barcos para partir hacia ese área y realizar "una protesta simbólica".

El comisionado del Gobierno de Canarias para el Desarrollo del Autogobierno, Fernando Ríos, ha anunciado este viernes que aportará un barco de inspección pesquera que se unirá al de Greenpeace, y que prevé que se sumen las embarcaciones de otras asociaciones de las islas. "La zona va a estar movidita. Es un acto interesante, en tiempo real va a haber imágenes sobre lo que está haciendo el barco y las consecuencias para el medio ambiente. El Gobierno de Canarias no puede desconocer lo que está pasando en su territorio por las afecciones; vamos a estar muy pendientes", ha señalado Ríos en declaraciones a la prensa tras una reunión con colectivos ecologistas y partidos políticos, informa Europa Press.

El pasado 9 de noviembre, otro de los barcos de Greenpeace, el Esperanza, grabó las primeras imágenes del barco Rowan Renaissance en las aguas de Guinea, durante su viaje hacia Canarias. El buque ecologista se aproximó al barco de perforación para mostrar su rechazo a las actividades que Repsol va a llevar a cabo frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura, explica Greenpeace.  Esta organización lleva meses denunciando lo que considera "incumplimientos de normativas y directivas europeas por parte del Gobierno de España para favorecer los intereses económicos de Repsol". Ha presentado dos quejas a Bruselas por este motivo, la última de ellas el pasado 27 de octubre.  

El buque de posicionamiento dinámico Rowan Renaissance, capaz de perforar el subsuelo marino hasta 5.000 metros de profundidad, será el encargado de realizar los sondeos que permitirán a Repsol saber si frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura, a unos 50 kilómetros, hay hidrocarburos y si son recuperables. Tras acabar otro sondeo en Angola, el Rowan Renaissance lleva cerca de dos semanas en ruta camino de las islas. El buque, de 229 metros de eslora, está a punto de llegar al punto (28º 33' 34'' N; 13º 11' 36'' W) en el que se llevará a cabo el sondeo llamado Sandía.

Más información