Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millar de inmigrantes intenta saltar la valla de Melilla

Se trata de la tentativa de entrada más numerosa desde junio y la segunda en dos días

Unos 1.000 inmigrantes de origen subsahariano han protagonizado este miércoles un nuevo intento de entrada masivo a Melilla a través de la valla perimetral que separa la ciudad autónoma de Marruecos, donde se ha desplegado un importante dispositivo policial a ambos lados del perímetro.

La zona elegida por el numeroso grupo para intentar saltar la valla ha sido la cercana al puesto fronterizo de Farhana. La actuación rápida de las fuerzas marroquíes y de la Guardia Civil ha impedido que el salto se materializase. Desde el aire, como viene siendo habitual este año, ha apoyado el dispositivo un helicóptero de la Guardia Civil.

Tras el primer intento fallido, los inmigrantes se han dividido en dos grupos para volver a probar en otra zona y así dividir las fuerzas de vigilancia del perímetro. Pasadas las siete de la mañana se han dirigido a la zona norte de la ciudad, uno de los lugares escogido habitualmente también para saltar la valla. La actuación marroquí ha impedido la tentativa.

Los inmigrantes se han enfrentado por primera vez a la malla antitrepa de la valla provistos de ganchos y tornillos en los zapatos, para intentar escalarla. Desde que está instalada la malla antitrepa, sólo el 0,86% de los inmigrantes que ha intentado acceder ha Melilla ha conseguido finalmente pisar suelo español. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, visitó el lunes Melilla, donde alabó la eficacia de esa malla, así como la colaboración marroquí y el trabajo de la Guardia Civil para contener las entradas de inmigrantes.

Fernández Díaz puntualizaba: "Aunque la malla está dando muy buenos resultados , no bajamos la guardia porque intentaran buscar el modo de salvar también ese obstáculo".

Éste ha sido el intento de entrada más numeroso que se registra en la frontera de Melilla desde el pasado mes de junio, aunque la presión migratoria que vive la ciudad no ha cesado en los últimos meses. Durante la jornada de este martes, entre 150 y 200 subsaharianos protagonizaron otro intento de entrada por el vallado, y fueron contenidos por las autoridades marroquíes y ninguno de ellos consiguió su objetivo de entrar en la ciudad.

Durante junio, 900 inmigrantes intentaron sin éxito cruzar a España. El 7 de julio, de unos 130 lo consiguió una veintena. Cinco días después, un centenar tuvo que desistir al no lograr el salto. El pasado 28 mayo, cuando aún no se había colocado la malla antitrepa, unas 400 personas lograron saltar la valla.

Los intentos se multiplican durante el mes de Ramadán de los musulmanes. Las horas elegidas para las tentativas coinciden con la hora de ruptura del ayuno, el anochecer, o con el último rezo y comienzo del ayuno, al amanecer, momentos en los que los inmigrantes esperan pillar con la guardia baja a las fuerzas marroquíes.

Por ello, como cada año, la atención de las fuerzas de seguridad se centra en el día final del Ramadán, y la celebración de la Pascua pequeña, que se producirá, dependiendo de cuando salga la luna, entre el domingo y el lunes.

Más información