Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez y Díaz reivindican junto al PSC la reforma federal de la Constitución

El líder del PSOE cree necesaria una reforma constitucional en este sentido

Sánchez se ha comprometido a no pactar con la derecha española ni europea

L'Hospitalet de Llobregat

El futuro secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, han reivindicado esta mañana en Barcelona la reforma federal de la Constitución como la única salida para solucionar el encaje de Cataluña en España. Ambos dirigentes han participado en el congreso extraordinario del PSC, celebrado en L'Hospitalet de Llobregat, en el que también han reclamado a Mariano Rajoy y Artur Mas que se sienten a negociar de una vez.

"Urge la reforma constitucional para que sigamos juntos", ha dicho Díaz, quien ha reivindicado la Declaración de Granada como el camino a seguir. "Los socialistas dimos un paso valiente y la solución ha de salir del diálogo", ha dicho la presidenta andaluza.

En el mismo sentido, Pedro Sánchez se ha comprometido a impulsar una reforma federal de la Constitución para evitar el choque de trenes "al que nos llevan la derecha española y catalana", así como para "dar sentido a la España federal que late en nuestra alma". "Se acabó el tiempo de los reproches", ha dicho el nuevo líder del PSOE. Por eso ha reclamado al presidente del Gobierno y al de la Generalitat "que se pongan a trabajar y a negociar la reforma constitucional que necesita España".

"Pido a Rajoy y Mas que sea sincero el diálogo que han anunciado. Que se vean, que hablen, pero que también escuchen, porque se necesita el acuerdo, que abandonen sus intereses y que piensen en Cataluña y en España", les ha pedido Susana Díaz. Por ello, la presidenta anzaluza ha reclamado al presidente del Gobierno que convoque "de manera inmediata" la comisión constitucional del Congreso para abordar la "imprescindible reforma federal" de la Carta Magna.

El congreso extraordinario de los socialistas catalanes ha ratificado por unanimidad la elección de Miquel Iceta como primer secretario del partido en sustitución de Pere Navarro, después de haber sido votado de manera masiva el pasado domingo por el 85% de la militancia, pues era el único candidato. Esta mañana, la ejecutiva propuesta por Iceta ha logrado el apoyo del 86,3% de los delegados.

El nuevo líder del socialismo catalán, al igual quePedro Sánchez y Susana Díaz, han tenido palabras de reconocimiento para Navarro, del que han dicho que abrió la puerta a la Declaración de Granada que contiene la propuesta de reforma federal del PSOE. Iceta ha reivindicado la vigencia de ese documento y ha insistido en reivindicar para Cataluña un pacto fiscal solidario, el blindaje de las competencias en lengua y cultura y el reconocimiento político de Cataluña.

El nuevo líder del PSC ha afirmado que "España es una nación de naciones" y ha reclamado que "la misma manera que yo no discuto a un ciudadano español que España es una nación, tampoco se me cuestione a mí que lo es Cataluña". Iceta ha apostillado: "Podemos discutir de pobreza, de recortes, pero de sentimientos, ¡anda hombre".

El primer secretario de los socialistas catalanes ha coincidido con Pedro Sánchez y Susana Díaz en que el encaje de Cataluña en España pasa por la reforma federal. Y eso implica, diálogo, negociación y pacto. "Esa es la única salida y vale para la consulta, para la independencia para el federalismo, no nos cansaremos de decirlo".

Por su parte, en el que era su primer acto político tras ser elegido secretario geneal del PSOE Pedro Sánchez ha reiterado su oposición a pactar con el PP y ha defendido, sin citarlo, el voto contrario de los eurodiputados españoles a Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea que provocó malestar en algunos dirigentes socialistas.

"La diferencia del socialismo español con la derecha europea es la misma que con la derecha española", ha dicho Sánchez. "No va a haber grandes coaliciones ni en Madrid ni en Bruselas", ha insistido, al tiempo que ha abogado por la necesidad de "cambiar el partido para cambiar España".

Sánchez ha reiterado que los socialistas celebrarán primarias abiertas para elegir a sus candidatos, también el de La Moncloa, pero no ha concretado si se celebrarán en noviembre, como estaban previstas, o se aplazarán, como reclaman algunos dirigentes del PSOE.

Lo que sí ha concretado el nuevo secretario general del PSOE es un compromiso contundente por la regeneración democrática. "No me va a temblar la mano para echar a ningún corrupto del partido, vamos a ser un partido central en la lucha contra la corrupción", ha proclamado. También ha abogado por revisar el aforamiento de los cargos públicos y acabar con las puertas giratorias de los políticos que abandonan las responsabilidades públicas y se recolocan en consejos de administraciones de empresas privadas.

En términos parecidos se ha expresado Susana Díaz. "Hemos de reconocer que algunas cosas no las hemos hecho bien, que cometimos errores", ha dicho. De ahí, ha añadido, es la hora de "apostar por la regeneración democrática", aunque ha rebatido que Rajoy quiera "hacer trampas y cambiar las reglas del juego" con su propuesta de que sea alcalde la lista más votada.

En otro momento Pedro Sánchez ha prometido impulsar la rendición de cuentas de los dirigentes ante las agrupaciones y las federaciones del partido y que la primera medida que adoptará cuando llegue a La Moncloa será derogar la reforma laboral aprobada por Mariano Rajoy.

Más información